•   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El puertorriqueño Miguel Cotto acató bien el desafío del japonés Yoshihiro Kamegai ayer para reclamar el título mundial vacante de boxeo en el peso júnior mediano de la Organización Mundial de Boxeo (OMB).

En una pelea llena de acción al aire libre en el Centro StubHub en los suburbios de Los Ángeles, Cotto salió con una decisión unánime al derrotar al asiático con tarjetas de 120-108, 119-109 y 118-110. Cotto no había peleado desde noviembre de 2015, cuando perdió el título de peso mediano ante el mexicano Saúl ‘Canelo’ Álvarez, quien más tarde lo dejó vacante para enfrentarse a Gennady Golovkin (GGG) el 16 de septiembre.

Pero el boricua, de 36 años, que dice que se jubilará después de una pelea más en diciembre, fue dominante y mejoró su récord a 45-1 con 33 nocauts. Kamegai salió aguerrido frente a Cotto desde la campana inicial, pero Cotto propinó los golpes más duros, clavándole un gancho de izquierda al terminar el primer asalto.

Fue solo uno de los muchos castigos que recibió el japonés durante el combate. Cotto propinó un derechazo enorme para comenzar el quinto, que impulsó la cabeza de Kamegai hacia atrás.