•  |
  •  |
  • Edición Impresa

En otra demostración de gran bateo, la selección de Nicaragua doblegó 9-7 a la de Panamá en el Campeonato Panamericano sub-14 que se realiza en Chihuahua, México, logrando de esta manera su clasificación a la ronda semifinal. 

El conjunto nicaragüense, el más ofensivo del torneo y dueño de un récord de cuatro victorias y solo una derrota, enfrentará esta mañana a República Dominicana en un duelo que de ganar le daría el privilegio de terminar la ronda regular en la primera posición.

Mal arranque

El inicio del encuentro fue terrible para el equipo nicaragüense, pues la ofensiva panameña no tardó en descifrar al abridor Marcell Villareyna, quien en tan solo el primer episodio permitió cinco imparables. El primer bateador canalero, Luis Sánchez, le conectó cuadrangular para poner el 1-0. Luego, con dos corredores en circulación, Carlos González tumbó la cerca y amplió la ventaja panameña a 4-0.

Desborde nica

El cuarto episodio fue de la suerte para el combinado nicaragüense, pues con un ataque de siete imparables, entre ellos un cuadrangular, le dieron vuelta a la pizarra 6-4. Elián Rayo, con un doblete, fue el encargado de empezar el festival de batazos. Tras él, Róger Leytón conectó un sencillo que combinado con un error de la defensa panameña le permitió a Rayo anotar la primera carrera de los nicas. Acto seguido, Marcell Villareyna pegó un infieldhit y Olston Rayo, con un swing potente, consiguió sacar la pelota del terreno, logrando remolcar las tres carreras que empataron el marcador 4-4. 

El empate no fue suficiente para la tropa nacional, que siguió con su desborde ofensivo hasta conseguir una ventaja de dos carreras, mismas que fueron producto de los cañonazos conectados por Deiby Pasos,  Cristhian Moreno y Cristhian Mondragón. 

Pero la fiesta de carreras no terminó ahí, sino que se extendió hasta la quinta entrada, cuando los muchachos fabricaron par de anotaciones. Tras imparables consecutivos de Elián Rayo y Marcell Villareyna, Olston Rayo recibió base por bolas y Guillermo Bustillo con un batazo dentro del cuadro remolcó la séptima. Posteriormente, un lanzamiento descontrolado del relevista Joaquín Tejada propició que los nacionales movieran la pizarra a 8-4. 

En las postrimerías del encuentro, los pinoleros produjeron otra anotación y lograron sobrevivir al empuje de la ofensiva panameña, que al final cayó 9-7.