•   Los Ángeles, EE.UU  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El 17 de octubre de 2015, Brian Viloria perdió ante Román “Chocolatito” González en el Madison Square Garden de Nueva York, donde el nica brindó un recital de poderío ofensivo, en una de las mejores exhibiciones de su carrera. A ese combate, Viloria llegó como excampeón, habiendo ganado 4 combates consecutivos, después de perder sus coronas 112 libras de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) y de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) ante el mexicano Juan Francisco “Gallo” Estrada, por decisión dividida, en un fallo sumamente polémico.

Considerado uno de los mejores boxeadores mínimos del mundo cuando peleó contra Román, tras caer ante el nica Viloria dejó el ring para dedicarse a su familia. Decidió regresar el 2 de marzo de este año, imponiéndose a Rubén Montoya por decisión unánime. Ahora volverá a pelear el 9 de septiembre en el StubHub Center en Carson, California, donde el “Chocolatito” encabezará la función contra el tailandés Srisaket Sor Rungvisai.

Viloria tiene un pronóstico claro sobre la revancha entre el nica y el tailandés. “Román no dejará dudas”, dice el hawaiano, quien vio perder a Sor Rungvisai en la primera pelea, aunque los jueces dieron el golpe en la mesa, arrebatándole el invicto a González. 

¿Qué te pareció el veredicto de los jueces en el combate entre Román González y Srisaket Sor Rungvisai?

Definitivamente creo que Román ganó la pelea. Los jueces se dejaron influenciar por la presencia de sangre en el rostro del “Chocolatito”; daba la apariencia de que había perdido, pero no fue así.

¿Cómo ves la revancha Román vs. Sor Rungvisai el próximo 9 de septiembre?

Creo que el “Chocolatito” realizará algunos ajustes, aprendió de la pelea anterior, debe volver a imponerse. Siento que debió prepararse mucho mejor, en esta ocasión no habrá dudas.

¿Cuáles son esos tipos de ajustes que considerás que debe hacer Román?

Básicamente boxear más inteligentemente, tiene un gran talento, él puede entrar y salir para no exponerse a esos intercambios que lo puedan exponer a un cabezazo nuevamente. Mucha gente no se da cuenta de que esa diferencia de tres libras al subir de categoría pesa mucho, porque “Chocolatito” pudo haber noqueado a cualquier otra persona en 112 libras. Al tailandés lo castigó muy bien y este absorbió el golpe, él ya sabe que no va a caer tan fácil.

¿Creés que Román va a ganar por la vía de los puntos?

Tiene que venir con la mentalidad de que la pelea se extenderá a 12 asaltos, pero “Chocolatito” es talentoso, tiene esa habilidad de terminar al oponente. Si no logra noquearlo, debe enfocarse en su estrategia de boxeo.

¿Cuánto le pudieron haber afectado psicológicamente esos constantes choques de cabeza del primer combate?

No, no debe tener esa influencia negativa. Creo que ahora Román vendrá más listo y así demostrarle a la gente quién ganó el primer combate.

“Perdí contra el mejor”

¿Qué pasó después de tu combate con Román González? ¿Por qué regresaste hasta hace poco, en MARZO?

Quise dedicarles tiempo a mi familia y a mi hijo pequeño, verlo crecer. También este tiempo me ayudó a pensar qué quería hacer con mi futuro. Decidí que quería otra oportunidad.

Después de pelear con el “Chocolatito”, ¿te sentías cansado y desilusionado?

Definitivamente perdí contra el mejor del mundo. De la manera como llegué preparado a ese combate, nadie me podía ganar, solamente el “Chocolatito”. Puedo verme al espejo y decir que caí ante el mejor, puedo estar satisfecho con mi actuación.

¿Todavía tenés el hambre para volver a ser campeón del mundo?

Quiero volver a ser campeón, quiero que mi hijo vea a su padre como campeón, quiero comprobarme que todavía tengo talento para estar arriba.