•   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Con un nuevo ‘hat-trick’ que añadir a sus conquistas personales, Cristiano Ronaldo lideró ayer la goleada (5-1) de Portugal sobre la selección de Islas Feroe, ante la que las “quinas” plasmaron su superioridad para mantenerse en el buen camino hacia el Mundial de Rusia 2018.

Los tres goles de Ronaldo, sumados a los de William Carvalho y Nélson Oliveira, no fueron suficientes para arrebatar la primera plaza del grupo B a Suiza, que se impuso a Andorra y que aventaja en tres puntos en la clasificación a los lusos.

Cristiano Ronaldo, que está cumpliendo un castigo de 5 partidos de suspensión con el Real Madrid, no tardó en saciar el hambre de goles que le ha provocado la ausencia de los terrenos de juego y abrió el marcador en el minuto 3.

El capitán de las “quinas” culminó un centro de Bernardo Silva, refuerzo del Manchester City, con un remate acrobático para fusilar al portero feroés Nielsen.

Con una tempranera ventaja en el marcador, Portugal dominó el juego e intentó ganar espacios ante una selección que mantuvo su estrategia defensiva a pesar de ir perdiendo.

En la segunda parte, Portugal salió a buscar rápido el tanto para reforzar su victoria y evitar preocupaciones, pero los pupilos de Fernando Santos, especialmente un poco inspirado André Silva, tardaron en aumentar su ventaja.

Finalmente fue William Carvalho, que volvía al césped tras perderse varios partidos con el Sporting por lesión, quien puso fin a la espera en el minuto 58 con un remate de cabeza a pase de Ronaldo que se estrelló en el poste antes de tocar las redes.

Después del tanto, no quedaron dudas del destino del partido y el protagonismo volvió al delantero del Real Madrid, que apenas seis minutos después golpeó el marcador por tercera vez.

Tras recibir un balón de Carvalho en el área, Ronaldo se quitó de encima a un adversario y anotó con un tiro con la zurda.

El ‘hat-trick’, que aumenta su cuenta goleadora con su combinado nacional a 78 tantos, le permitió convertirse en el segundo máximo goleador de la historia de las selecciones europeas, solo por detrás de Ferenc Puskas (84 goles).