•   Los Ángeles, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En la extensa lista de entrenadores y expertos que vieron ganar a Román “Chocolatito” González contra Srisaket Sor Rungvisai el pasado 18 de marzo en el Madison Square Garden, Nueva York, se encuentra Rubén Gómez, quien  adiestró al bicampeón Rosendo Álvarez y todavía se mantiene como el mandamás de la esquina del excampeón mundial hawaiano Brian Viloria, uno de los considerados mejores boxeadores 112 libras del mundo, en su momento.

 

Según el adiestrador mexicano, la gente debe entender que Román, independientemente de la derrota que sufrió ante Sor Rungvisai, sigue siendo el mejor púgil del mundo libra por libra. Partiendo de esa postura, Gómez explica que Román perdió ante los jueces pero no ante los ojos del mundo, es por eso que para la revancha programada para el próximo 9 de septiembre en el StubHub Center (Carson, California) el nica subirá al ring siendo favorito para imponerse y recuperar el título. 

“La primera pelea fue buena y la revancha será igual o mejor. Román ganó el primer duelo, lo digo con todo el respeto para el tailandés. Román sigue siendo el mejor del mundo, el único pecado de él es ser pequeño; si fuese un peso welter, tendría que andar un camión para recoger el dinero que ganaría por pelea. Tiene todos los recursos para escoger los estilos. Debe boxear a la distancia contra Sor Rungvisai, afuera, no debe exponerse. Los cortes y la apariencia influyen en la decisión de los jueces”, dijo Gómez.

Se despejarán dudas

El entrenador no cree que la revancha signifique necesariamente un examen de mayor complejidad para Román. Entiende que el “Chocolatito” debe hacer ajustes, no por un tema de ganar con más claridad, sino que esos cambios en la estrategia son enfocados en evitar los cabezazos del tailandés y así no exponerse a otros dos cortes terribles que influyan en la decisión de los jueces por la impresión de un rostro ensangrentado.

“No creo que sea una pelea más difícil para Román. Creo que esta vez no habrá dudas. De entrada tiene todos los ingredientes para ser un gran combate. Muchas veces dicen que siendo campeón a un peleador le da más confianza y mejoran tus actitudes. No creo que se mejoren tus actitudes, porque ¿qué más vas a aprender? Por otro lado, Román ya ha estado en ese nivel, y cada vez lo veo creciendo todos los días, es un boxeador más completo”, confió. 

Aprueba a Tanaka

Asimismo, Gómez se refirió al cambio de esquina que hizo Román, ubicando a Sendai Tanaka al frente del equipo, una decisión que el mexicano aprueba sin dudarlo. “Muchas veces dicen que si las cosas no están descompuestas no hay que tocarlas. Pero en este caso, los cambios pueden ser benéficos, recuperar el enfoque, no tener distracciones. Tanaka tiene una gran trayectoria, él pasó mucho tiempo en México, aprendió de los grandes”.

“Me gusta de Tanaka la concentración. Hace muchísimos años Sugar Ray Robinson me dijo que el boxeo no tenía secretos, creo que en Japón con Tanaka, Román se liberó de esas pequeñas distracciones que te quitan un poquito del enfoque”, señaló.