•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Eliécer Quezada tuvo que realizar algunos ejercicios antes de subir a la báscula para poder marcar las 112 libras, en las que está pactada su pelea de esta noche ante Cristian Narváez, quien por su parte detuvo el péndulo en 111.2, durante la ceremonia oficial de pesaje que realizó ayer la promotora Búfalo Boxing en el Instituto Nicaragüense de Deportes (IND).

El “Huracán” Quezada pasó ligeros apuros para superar el primer reto de un púgil previo a un combate: la pesa. Sin embargo, pese al desgaste que representa marcar la categoría lo logró. Narváez fue a lo seguro y marcó unas onzas menos, quedando listo para disputar el título Latino Plata del Consejo Mundial de Boxeo (CMB). Eliécer y Cristian serán estelaristas de la función, que se realizará en el gimnasio Nicarao, a partir de las 7:00 p.m.   

“Menos mal pude dar el peso, en realidad es complejo, no sé qué me pasó, pero finalmente marqué lo que debía. Ahora estoy ansioso por subir al ring y poder intercambiar golpes con el ‘Chino’ Narváez. Me siento fuerte y motivado”, manifestó Quezada (21-6-2-8 KO), quien se enfrentará ante Cristian por tercera ocasión, luego de haber perdido un combate y ganado otro. 

“Demostré la seriedad con la que enfrento este desafío, no tuve problemas con el peso y eso me motiva. Estoy preparado para salir airoso, con el título en mi cintura y con mi segunda victoria sobre Quezada. Sé que vamos a hacer un gran combate, pero no estoy dispuesto a perder”, aseveró el “Chino” (14-6-3-1 KO), confiado en que su golpeo en combinaciones y buen aguante serán garantías para vencer. El pleito está pactado a diez rounds. 

Compleja defensa

Ricardo “Big Ban” Blandón (7-0-0-3 KO) detuvo el péndulo en 117.4 libras (una libra de tolerancia) y su rival, Martín “Gato” Díaz (11-8-1-4 KO), lo hizo en 117, quedando listos para enfrentarse en el pleito semiestelar de la noche, programado a 9 rounds. Blandón expondrá su cetro Fedecentro de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) y su récord invicto, ante un Díaz que promete despojarlo del botín. “Gracias a Dios me siento bien, preparado para defender mi título, sé que será una pelea complicada, pero como campeón saldré a buscar a mi oponente y trataré de ser contundente”, declaró “Big Ban”. Del otro lado, el “Gato” consideró que “no hay mayor motivación que saber que está un título de por medio y el invicto de tu rival. Voy a boxearlo inteligentemente y confío en salir victorioso”.

Retorna el “Danto” 

Una de las peleas más llamativas de la velada será la que ofrecerán José “Danto” Pérez (16-1-13 KO) y Moisés Olivas (8-9-0-4 KO), que marcará el retorno del primero de estos al pugilismo rentado, tras casi dos años de inactividad. Ambos superaron sin problemas el pesaje y se dijeron preparados para combatir, de ser necesario, durante los ocho rounds que está programado el pleito.

“Sinceramente me siento ansioso, quiero pisar el ring y sentir la adrenalina de boxear. Me preparé muy bien para esta pelea y sé que saldré con el triunfo. Como lo dije desde que anunciaron esta pelea, el mayor ganador será el público, porque ofreceremos una pelea de calidad”, expresó el “Danto”, quien por primera vez en su carrera peleará en 132 libras, debido a que tras el largo tiempo de inactividad le cuesta marcar las 118 libras, en las que habitualmente peleaba.  

En otras peleas, Daniel Mendoza (112.4 libras) y David Hernández (112.8) no tuvieron problemas para superar el peso y chocarán hoy en una reyerta pactada a seis asaltos. Eliécer Gazo marcó 109.4 libras, 2.4 por encima de lo establecido, y tendrá que pagar una indemnización del 25% de su bolsa a su rival, Alcides Martínez, quien paró la báscula en 107.4 (una libra de tolerancia). La pelea está pactada a ocho rounds.

Norwin Gutiérrez también tendrá que pagar una indemnización a Francisco Vargas (128.6) y una multa a la Comisión Nicaragüense de Boxeo Profesional por haber incumplido con el peso, al superar la barrera de las 130 libras.