•   Carson, California, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Antes de subir al avión que lo está trasladando desde Japón a Los Angeles, el tetracampeón mundial Román “Chocolatito” González, subió a la báscula la madrugada de este sábado, marcando 119.8 libras, cumpliendo así con el prepresaje que exige el Consejo Mundial de Boxeo (CMB), 7 días antes de un combate titular.

Lo máximo que podía pesar el “Chocolatito” era 122.5 libras, no obstante, como se esperaba, dio menos de 120.

El Chocolatito, este sábado. Cortesía Levi Luna/ENDTodavía está pendiente que el tailandés Srisaket Sor Rungvisai, campeón 115 libras del CMB y rival del boxeador pinolero, cumpla con lo exigido por el organismo.

Debido a que debía tomar un avión, González hizo su parte muy temprano. Probablemente después de aterrizar a Los Angeles, “Chocolatito” trabaje en el interior del hotel para al menos intentar bajar 1.5 libras, que son las que comúnmente suben los boxeadores tras un largo viaje.

Román llegará a Los Angeles acompañado por su apoderado, Carlos Blandón, y sus entrenadores japoneses Sendai Tanaka y Nakamura Sam, este último funge como el preparador físico.

“El Chocolatito” intentará recuperar la corona supermosca del CMB que perdió, tras sucumbir por decisión dividida el pasado 18 de marzo en el Madison Square Garden de Nueva York, donde la mayoría del público abucheó la decisión de los jueces.

El tetracampeón mundial nicaragüense tiene un record de 46 victorias (38 nocauts) y solamente 1 derrota, la que fue precisamente contra Sor Rungvisai, quien presenta una foja de 43 triunfos, 4 descalabros  y 1 empate.

El tailandés tiene una racha de 17 éxitos de forma consecutivas.

No pierde desde el 31 de mayo del 2014, cuando dejó escapar su corona contra el mexicano Carlos Cuadras, en la primera defensa.

Srisaket tuvo que esperar casi 2 años para tener otra oportunidad titular, dando la sorpresa ante quien  todavía muchos consideran el mejor boxeador del mundo libra por libra.