•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Erasmo Ramírez es ahora mismo el lanzador más seguro en la rotación de los Marineros de Seattle y hoy (4:40 p.m.) buscará extender su gran momento ante los Astros de Houston y el estelar tirador Dallas Keuchel, en un desafío que se pronostica seriamente complicado para el nicaragüense, que el pasado mes de agosto, en el que realizó seis aperturas, construyó un balance de una victoria y dos derrotas, con una efectividad de 3.62.

“Simplemente trato de mantener cerrado el marcador y darle al equipo la oportunidad de ganar. Esa es la idea siempre”, dijo Erasmo tras su última presentación ante los Orioles de Baltimore. Esas declaraciones del rivense resumen de la mejor manera posible sus últimas cuatro aperturas, en las que se ha mostrado como una abridor solvente, capaz de garantizar seis episodios de sólida labor. 

Ramírez llega a este encuentro contra los Astros con un pasado reciente que impresiona, pues sus últimas cuatro salidas han terminado como aperturas de calidad. La primera fue ante los Angelinos de Los Ángeles, la segunda ante los Rays de Tampa Bay, la tercera frente a los Atléticos de Oakland y la última contra Baltimore. En todas estas actuaciones consiguió avanzar hasta la sexta entrada, permitiendo un máximo de tres carreras (una vez) y un mínimo de una  carrera (2 veces). 

En total, durante esta racha de cuatro aperturas de calidad de forma consecutiva, Erasmo ha completado 24 episodios en los que ha permitido siete carreras, para una efectividad de  2.63. En resumen, otorga ocho bases por bolas, poncha a 18 adversarios y solo permite dos jonrones. 

Keuchel, el gran reto

El gran reto de Erasmo Ramírez será superar en el duelo de lanzadores al brillante Dallas Keuchel, una tarea que vista desde cualquier ángulo es sumamente complicada. Erasmo se enfrentará hoy a un tirador que en el 2015 ganó el premio Cy Young en la Liga Americana, que ha sido convocado a dos Juegos de Estrellas, y que en los últimos tres años ha ganado el Guante de Oro. 

Hay un antecedente que no es una buena noticia para Erasmo y su equipo, y es que en su primera apertura de este 2017, Keuchel enfrentó y venció por blanqueada a los Marineros, limitándolos a dos imparables en siete entradas completas. La presencia de un rival como Dallas Keuchel, tirador de récord de 11-3 y efectividad de 2.91 esta temporada, reduce las posibilidades de triunfo para Erasmo, que sin embargo goza de grandes probabilidades de conseguir su quinta apertura de calidad de forma consecutiva. Claro, para ello tendrá que mostrarse fiero e inteligente ante una ofensiva que batea para .285, el mejor registro en Grandes Ligas, y que antes del duelo de ayer conectaba 106 cuadrangulares, la tercera cifra más alta en todo el mejor beisbol del mundo.