•   Nueva York, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El argentino Juan Martín del Potro, el español y número uno mundial Rafael Nadal y el suizo Roger Federer regresan el lunes a las canchas duras de Flushing Meadows en busca de los cuartos de final del Abierto de Estados Unidos de tenis.

Desde su título en 2009, Del Potro continúa sintiéndose cómodo en el US Open, donde aspira a los cuartos de final por segundo año consecutivo y quinta vez en su carrera.

'Delpo' enfrentará en el último partido vespertino del estadio Grandstand, no techado, al austríaco Dominic Thiem, octavo del ránking mundial y sexto sembrado, uno de los favoritos a la final.

El tenista de Tandil, que en sus tres primeros encuentros todavía no ha concedido un solo set, ha vencido dos veces a Thiem, el más reciente el pasado año en cuarta ronda del US Open (6-3, 3-2 y retiro).

Juan Martín del Potro, de Argentina, busca su pase a losa cuartos de final del US Open. EFE/ENDPero de entonces a acá el austriaco ha mejorado un mundo, metiéndose en el 'top ten' de nuevo tras acceder a las semifinales del Roland Garros. Es uno de los pocos que ha llegado a cuarta ronda de cada uno de los cuatro Gran Slam de esta temporada.

"Esta teniendo una gran temporada, y es el favorito para el partido. Pero me gusta jugar contra él", declaró el tandilense, que el pasado año llegó hasta los cuartos del US Open, donde cayó ante el suizo Stan Wawrinka, posterior campeón.

Rafa ante una dura piedra

De su parte, Nadal saldrá en busca de un triunfo más convincente que sus anteriores salidas, para enfrentar al difícil ucraniano Aleksader Dolgopolov (64º).

El español busca su séptima aparición en cuartos de final y primera desde que ganó el título en 2013.

Aunque Nadal ha ganado seis de ocho compromisos contra Dolgopolov, no se debe confiar. Aún debe tener fresca en su mente la derrota que le propinó el ucraniano en cinco reñidos sets del Masters 1000 de Indian Wells.

"He tomado en cuenta que ha vencido a tres rivales, y ha llegado hasta aquí", dijo Nadal, sobre todo poniendo atención a la victoria de Dolgopolov sobre el ex 'top ten' checo Tomas Berdych (N.15) en segunda ronda.

Roger Federer, tercer sembrado, se mide al alemán de nombre y juego complicado Philipp Kohlschreiber (N.37).

Federer, cinco veces campeón del US Open y 19 de torneos de Gran Slam, ha vencido 11 veces seguidas al alemán, pero éste es el único otro jugador del certamen que ha llegado a esta instancia sin perder un set.

No ha sido casual. Kohlschreiber lidera el torneo en games ganados con su servicio con 97% (37 de 38) y en puntos salvados, con 94% (16 de 17).

Pliskova defiende el No.1

El otro encuentro de cuarta ronda del cuadro masculino este lunes lo juegan el belga David Goffin (N.9) y el adolescente ruso Andrey Rublev, campeón junior del US Open y uno de los máximos exponentes de la New Gen (Nueva Generación) de la ATP.

Todos los ojos estarán puestos en Rublev, un chico de 19 años que sacó del camino a uno de los favoritos al título, el búlgaro Grigor Dmitrov (N.7) en tres sets.

La checa Karolina Pliskova volverá a la pista del estadio Arthur Ashe al comienzo del día para medirse a la sorpresiva Jen Brady (N.91), una de los cuatro estadounidenses restantes en el torneo.

Como en todos los partidos desde el comienzo de la edición de 2017, Pliskova, finalista en 2016, estará defendiendo su puesto de número uno mundial.

Otros partidos de cuarta ronda son los de Coco Vandeweghe (USA/N.20) contra Lucie Safarova (CZE); Elina Svitolina (UKR/N.4) ante Madison Keys (USA/N.15) y la rusa Daris Kasatkina (38ª WTA) con la estonia Kaia Kanepi (418ª), que regresa en busca del lugar que una vez tuvo entre las 20 mejores del mundo.