•   Los Ángeles, EE.UU  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

“Buenas a todos, Dios los bendiga nuevamente”, así fue el saludo que extendió el tetracampeón a los periodistas nicaragüenses que lo esperaron ayer en el gimnasio Sweet Sciencie Boxing. El “Chocolatito” entró en punto de las 5:30 p.m., (hora de Nicaragua), de fondo se escuchan los gritos de Rudy Hernández, el antiguo entrenador del mexicano Carlos Cuadras, diciendo: “Siete minutos nada más para preguntas”. El tiempo con Román fue corto y el entrenamiento lo realizó a puerta cerrada, sin permitir acceso a los medios de comunicación.

Es común que Román, días antes de una pelea trascendental, tenga la mirada triste, hable poco y la sonrisa brille por su ausencia, por lo difícil que es descender a las 115 libras, no obstante, el muchacho del barrio La Esperanza, asegura no sentirse demacrado. “Estoy bien, he tenido una preparación muy buena en Japón. Le agradezco a Teiken, HBO, y al equipo de Sor Rungvisai, esperando en Dios que sea como la primera, una tremenda pelea. No tengo excusas, nunca tendré excusas, tuve una gran preparación, espero puedan disfrutar de esta gran pelea”, asegura Román, repitiendo como en ocasiones anteriores que debe cuidarse de los cabezazos de Srisaket Sor Rungvisai. “Verán al mismo ‘Chocolatito’ con condición. Estuve viendo todas las peleas del tailandés, debo cuidarme de la cabeza”.

Contento con Tanaka

Al gimnasio no llegó su entrenador Sendai Tanaka. Al japonés todavía no se le ha visto la cara en Los Ángeles. Hernández se encargó ayer de dirigir el entrenamiento del tetracampeón, que incluyó un poco de ejercicio de estiramiento, sombras en el ring y golpes al saco. Dice Román que está muy contento con lo hecho a la par de Tanaka en Japón. “El trabajo de Tanaka fue muy bueno, pero lo principal es lo que hace el boxeador, siempre lo he hecho con los entrenadores que he tenido. Hubo muchas variantes en el campamento, tratamos de no utilizar muchas pesas, enfocarnos más en la velocidad, y sobre todo trazar una buena de estrategia”, señaló. 

Te interesa: Conozca la agenda del Chocolatito para la revancha con Rungvisai​END

Román dice sentirse feliz por la atención que ha generado su combate. Además dejó claro que buscará el nocaut para disipar cualquier duda en los jueces. “Estoy satisfecho de saber que Nicaragua está a la expectativa de mi pelea. Como ven, no estoy demacrado con el peso como otras veces, he andado muy bien y eso es señal de la buena preparación que he tenido en Japón. Quiero noquear, estamos preparados mental y físicamente para lo que venga. Hemos trabajado como Alexis Argüello nos enseñó. Los sparrings me ayudaron mucho, no tengo excusas. Veremos qué pasa”, así cerró su breve intervención González. Los medios de comunicación salieron del complejo deportivo y Román comenzó su entrenamiento de forma privada.