•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Tres derrotas sin victorias es el récord de la Selección Nacional Sub-18 en el Campeonato Mundial de la categoría, luego de que en horas de la mañana de ayer cayera con marcador de 12-4 ante Corea en la cuarta fecha de este evento que se realiza desde el pasado 01 de septiembre en Thunder Bay, Canadá. 

El conjunto nacional perdió en su debut 4-2 frente a Italia, un rival ante el que se esperaba un mejor resultado, y en su segundo encuentro fue víctima de Australia, selección que le ganó 11-6. Este mediodía los muchachos tendrán que medirse al combinado de China Taipéi y mañana cerrarán la ronda regular enfrentándose a Canadá en un duelo que correspondía a la jornada 2 pero que fue pospuesto por lluvia. 

El desafío

Los nicaragüenses empezaron bien el encuentro ante los coreanos, adelantándose 1-0 en tan solo la parte alta del primer episodio, gracias a un sencillo de Wandley Ocón y un doblete de José Hurtado. Sin embargo, el abridor Andrew Budier no pudo sostener la ventaja y en el cierre los asiáticos se fueron arriba 5-1, aprovechando tres bases por bolas, un golpe y dos imparables, entre ellos un cuadrangular. 

En la segunda entrada, la tropa de Corea volvió a ser productiva, moviendo la pizarra a un 9-1 contundente. El relevista Elsner López golpeó a dos bateadores, realizó un wild pitch y permitió dos dobletes, lo que sumado a un error defensivo dio como resultado las cuatro anotaciones de los asiáticos, que en el quinto consiguieron tres más, totalizando 12 carreras. 

Reacción insuficiente 

Con Wilfredo Miranda logrando frenar a los rivales en los episodios seis, siete y ocho, la ofensiva nicaragüense intentó meterse en el encuentro, pero cuando lo hizo ya era demasiado tarde. En la sexta entrada los pinoleros produjeron las carreras tres y cuatro gracias a un triple con dos en base de Carlos Castillo.  Luego, en el séptimo episodio, anotaron por cuarta y última vez por sencillo de Felipe Aguilar y doble de Jeyner Sánchez, estableciendo el 12-4 definitivo.

Tras este resultado, las posibilidades de clasificación son mínimas y el objetivo a seguir es forjar al menos un triunfo, tarea que no será fácil de cumplir, pues China Taipéi y Canadá son rivales muy complicados.