•   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Román “Chocolatito” González ofreció disculpas a los medios de comunicación nicaragüenses que le dan cobertura con miras a su combate del próximo sábado ante el tailandés Srisaket Sor Rungvisai, por haberlos limitado a unos siete minutos de entrevistas y posteriormente pedirles que se retiraran del gimnasio Sweet Science Boxing, donde realizó su entrenamiento vespertino el lunes reciente.

Tras participar ayer en el programa A Los Golpes en los estudios de ESPN, en Los Ángeles, en entrevista exclusiva con El Nuevo Diario Román aclaró lo sucedido, admitiendo que solo sigue orientaciones de su promotor internacional Akihiko Honda, dueño de Teiken Promotions, deslindando responsabilidad de su equipo de trabajo y de su manejador Carlos Blandón. “Ayer (lunes) pasamos una situación difícil, eso no es parte del equipo, es parte del señor Honda, son decisiones que él toma, nosotros respetamos la decisión y les pedimos unas disculpas”, explicó Román.

Asimismo, admitió que está consciente del esfuerzo que realizan los cronistas deportivos para estar pendientes de su carrera, no obstante, solicitó un poco de compresión. “Me siento mal porque ustedes (periodistas) hacen lo imposible por venir aquí para cubrir mi pelea, pero hay cosas que deben de comprender. Les mando saludos a mi familia y al pueblo de Nicaragua. Les pido disculpas a todos los amigos periodistas y les deseo bendiciones”, agregó.

Cerca del peso

Durante su visita en los estudios de ESPN, González estuvo conversando con Julio César Chávez, Carlos Cuadras y el periodista Bernardo Osuna, durante la transmisión del programa A Los Golpes. Al tetracampeón se le vio muy contento, relajado e incluso bromeando con Cuadras, a quien venció en el 2016, cuando se convirtió en tetramonarca mundial. “Échale ganas, quiero que ganes y nos enfrentemos”, dijo Cuadras al “Chocolatito”, entre risas. 

Te interesa: Conozca la agenda del Chocolatito para la revancha con Rungvisai​

En sus declaraciones a El Nuevo Diario, que tuvo acceso a la grabación del programa, Román ambientó que estaba pesando 118 libras, tres por encima del peso pactado para el combate del sábado, antes de realizar su entrenamiento vespertino, que nuevamente fue a puertas cerradas. Probablemente después de la sesión de adiestramiento pudo acercarse a las 116. “He estado comiendo un poco de huevo con tomate para mantenerme en la categoría y no subir demasiado. Me siento tranquilo, todo muy bien con el peso”, señaló. 

¿Revancha en 118?

Uno de los temas interesantes que se abordó en el programa A Los Golpes fue la posible revancha entre Cuadras y Román, siempre y cuando ambos superen sus respectivos compromisos ante Juan Francisco “Gallo” Estrada y el tailandés Srisaket Sor Rungvisai. Al mexicano se le ve el interés mayúsculo por sacarse la espina de la derrota en una revancha, tanto así que hasta está dispuesto a conseguirla en 118.

Se ve poco probable que en este momento Román esté pensando en subir de categoría, pues su enfoque principal es derrotar a Sor Rungvisai, recuperar su título y luego unificar esa corona con la de Naoya Inoue, el campeón japonés de la Organización Mundial de Boxeo (OMB).

“Fue un programa rapidito, siempre es agradable saludar a Román, somos compañeros de equipo, nos llevamos bien. Me dijo que se tiene que ir a 118 libras, le respondí que yo también, que en ese peso se podría hacer la revancha. Como dice Román, es un peso donde también pagan mejor. Además es una categoría en la que yo debuté y me siento bien”, declaró Cuadras, quien el lunes adelantó que apoyará a González durante su pelea ante Rungvisai.

“Chocolatito” en 118.2 libras

Román “Chocolatito” González salió ayer del gimnasio Sweet Sciencie Boxing, en 118.2, tras dos horas de entrenamiento, a falta de dos días para la ceremonia de pesaje que se celebrará este viernes en el StubHub Center en Carson, California, donde el nica debe marcar 115 y quedar listo para el enfrentamiento ante el tailandés Srisaket Sor Rungvisai.

Por segundo día consecutivo, Román entrenó a puertas cerradas. No obstante, finalizada su sesión de adiestramiento, a los medios se les permitió transmitir en vivo cuando subió a la pesa y posteriormente el muchacho del barrio La Esperanza dio declaraciones, eso sí, su rostro denotaba un desgaste tangible.

“Estamos bien, tranquilo, gracias a Dios hoy marcamos 118.2. Hemos estado comiendo bien. No voy a tener problemas con el peso. Mañana (hoy) espero ya estar en la categoría, porque quiero descansar el jueves, no quiero trabajar ese día en el gimnasio”, comentó González, quien se mostrará en el entrenamiento ante los medios de comunicación.

El “Chocolatito” intentará recuperar este sábado el cetro supermosca del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), cinturón que perdió ante Sor Rungvisai por decisión mayoritaria el pasado 18 de marzo en el Madison Square Garden de Nueva York. El boxeador tailandés ayer dio 116 libras tras el entrenamiento que realizó por la tarde en las instalaciones del gimnasio Hilton.