•  |
  •  |
  • END

El entrenador de la selección argentina de fútbol, Diego Maradona, anticipó su deseo de que la cancha explote y Messi y el equipo salgan ovacionados, en el partido de su debut oficial, este sábado ante Venezuela, por las eliminatorias sudamericanas al Mundial de Sudáfrica-2010.

“Quiero que la cancha de River (escenario del partido) explote, que Messi salga ovacionado como alguna vez salí yo, que la selección sea aplaudida como hace mucho tiempo que no se ve. Se extraña que una selección no salga ovacionada de su propio terreno”, dijo Maradona en rueda de prensa.

Maradona adelantó que ante los venezolanos, le gustaría “repetir el resultado (de las victorias conseguidas en amistosos ante Escocia y Francia), pero para llegar a eso hay que tener el balón, saber a qué jugamos, y lo que vamos a tener enfrente”.

“Ahora está todo mucho más parejo, y Venezuela ha crecido. Pero la historia no se compra y tenemos que respetarla, por eso vamos a tratar de hacer pesar eso y atacarlos. La pelota tiene que ser nuestra, no hay que regalarla. Si tenemos precisión, con los jugadores que tenemos, hay un 60% de posibilidades de ganar”, expresó.

A pesar de la confianza, el DT admitió que lo importante es “seguir trabajando porque adelante hay un camino muy duro y nos vamos a tener que acomodar. Argentina debe ganar siempre o, por lo menos, tiene que intentarlo”.

Estimó que es secundario cómo lo recibirá la hinchada y aseguró que “lo importante será cómo será recibido mi equipo. Lo que suceda conmigo tendrá menos importancia, porque los verdaderos protagonistas son los jugadores”.

El debut oficial del ex capitán de la selección albiceleste generó una inmensa expectiativa entre los fanáticos que, según se prevé, llenarán el estadio.

“A la gente hay que agradecerle. Yo digo que esto es como un banco. Acá hay millones de euros concentrados y todo el mundo quiere tener un pedacito de lo que está concentrado acá. La gente está muy ilusionada, pero hay que bajar la euforia y tener la mente fría. Para hacer feliz a la gente hay que jugar bien y ganar”, dijo el ‘Pelusa’.

En el plano personal, admitió que vive este momento “con mucha intensidad. Tengo que armar el equipo, hablar con todos los jugadores, porque estoy en un lugar que hace un año no creía estar y lo estoy disfrutando. El comportamiento del plantel es ejemplar, tenemos profesionales increíbles y sólo falta plasmarlo en la cancha y por los puntos”.

El entrenador brindó la conferencia luego de una práctica de sus dirigidos en el predio de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) de Ezeiza (periferia sur) pero, a pesar de la insistencia periodística, no confirmó la formación ante los venezolanos.

Maradona no eludió la polémica que se desató por el alejamiento de Juan Román Riquelme, quien admitió diferencias con el DT.

“Soy el director técnico de la selección y asumí todos los problemas que puedo llegar a tener y pueda solucionar. Sé que no le hice daño a nadie y estoy muy tranquilo. Hice todo para que saliera bien y no se dio, pero no puedo manejar a la gente. Nunca me gustó comprar a la gente a través de algo”, comentó.

Argentina recibirá a Venezuela el sábado desde las 19H10 locales (22H10 GMT), por la undécima fecha de la eliminatoria, mientras que cuatro días después visitará a Bolivia en la altura de La Paz.

Cumplidas diez jornadas en camino hacia Sudáfrica, Paraguay encabeza las posiciones con 23 puntos, seguido por Brasil (17), Argentina y Chile (16), Uruguay (13), Ecuador (12), Colombia (11), Venezuela (10), Bolivia (9) y Perú (7).