•   California, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

No hubo si siquiera un chispazo de intimidación. Al parecer Román “Chocolatito” González y su rival tailandés Srisaket Sor Rungvisai se pusieron de acuerdo para brindar ayer un recital de excesivo respeto durante la última conferencia de prensa promocional celebrada en el hotel Double Tree By Hilton, antes del enfrentamiento de este sábado en el StubHub Center en Carson, California.

Román y Sor Rungvisai no tardaron ni seis minutos en el estrado sumando la participación de ambos con micrófono en mano, incluyendo el apoyo que recibieron de sus respectivos traductores. Sentado a la par de su apoderado Carlos Blandón, el semblante del “Chocolatito” fue sumamente seco, frío, carente de sonrisas o alguna articulación, con la mirada casi perdida, quizás desesperado por irse a su habitación a descansar.

Después de que Juan Francisco “El Gallo” Estrada, Carlos Cuadras, Naoya Inoue, y Antonio Nieves hicieran sus respectivas declaraciones, Román tomó la palabra, le dio gracias a Dios, a sus manejadores y por supuesto a la poderosa empresa de HBO por darle la oportunidad de volver a pelear en Estados Unidos. De la reyerta prácticamente el nica no tuvo ninguna referencia. 

“Dios me los bendiga. Quiero agradecerle a mi amigo Sor Rungvisai por darme la oportunidad de pelear con él”, dijo Román en el inicio de una intervención cargada de mucho agradecimiento para el ser supremo. “Dependo de Dios, es el único que me tiene aquí de pie. He venido en la mejor condición física, será una pelea bonita como al público le gusta, espero puedan disfrutarla. Todas las cosas se las he puesto en las manos de Dios”, agregó.

Siguió Sor Rungvisai, un hombre que ha demostrado una gran humildad, apartado de tantos reflectores y con serias complicaciones de expresión oral cuando tiene mucho público enfrente. En ciertos lapsos de su intervención tuvo que ser rescatado por su traductor, quien le decía lo que más o menos debía declarar.

“Quiero darle una alegría al pueblo de Tailandia. Román es uno de los mejores del mundo libra por libra, me siento listo para la pelea”, comentó en su breve intervención Sor Rungvisai.

El show de Cuadras

Como se esperaba el mexicano Carlos Cuadras, excampeón mundial 115 del CMB, se robó el espectáculo en la conferencia de prensa.

En la semana, Cuadras había prometido que le tendría una sorpresa al “Gallo” Estrada y la cumplió con creces. El apodado “Príncipe” se apareció con un gallito de hule que al apretarlo emitía un sonido similar al de una chicharra. Los periodistas y el público asistente no pudieron contener la risa, incluso hasta Román que estuvo serio, no se resistió ante la gracia de Carlos.

“Estoy contento, preparado, haré la mejor actuación de mi carrera, quiero recuperar el cinturón. Vengo con todo, así que Estrada que vaya cacaraqueando porque no creo que cantes como gallo. Te va a hacer bailar la princesa que dices”, declaró Cuadras, quien busca al igual que Estrada una revancha ante Román González.

Antes de Cuadras, Estrada le había tirado un dardo a su rival. “A Cuadras lo dejaré como una princesa, daremos un gran show este sábado. Espero que Román González derrote a Sor Rungvisai, quiero una revancha y enfrentarlo. Estoy seguro que voy a ganar ante Cuadras, tengo el anhelo de volver a ser campeón del mundo”, señaló Estrada.