•  |
  •  |
  • Edición Impresa

La vida del rival de “Chocolate” González (46-1, 38 KOs), Wisaksil Wangek, ha sido extremadamente difícil, pues para sobrevivir desde muy jovencito recogía residuos de comida en las afueras de un restaurante para poder alimentar a su familia y como adolescente, por mucho tiempo debió hacer un viaje semanal de 90 kilómetros a pie, para buscar una plaza de trabajo en una empresa que quedaba muy distante de su natal ciudad Si Sa Ket. 

Adoptó el nombre de su villa de residencia en su alias o “nombre de combate” como Srisaket y lo que parece su apellido Sor Rungvisai, no es más que el nombre del gimnasio en donde comenzó a entrenar, en otras palabras su alias significa “soy de Sisaket y del gimnasio Rungvisai”. Pero su nombre de pila es Wisaksil Wangek, con actual récord de (43-4-1, 39 KO).

Para los boxeadores tailandeses, incluir en su nombre de batalla el nombre del gimnasio que los acogió, el de su ciudad o el de su patrocinador, es lo más normal en ese lejano país asiático de 66 millones de habitantes y cuya capital es Bangkok. El nombre abreviado de Thailandia es Thai y se transcribe como Sri al hablar del país y al escribir Srisaket, es indicativo que están hablando de la ciudad tailandesa de Si Sa Ket.

Este joven optó por el boxeo para salir de la pobreza, aunque en su país el deporte más gustado es el llamado “boxeo Tailandés o muay thai”, en el cual además de los puños se utilizan codazos, rodillazos y patadas, usando las manos vendadas y con guantes de boxeo, mientras pelean descalzos y en calzoneta. 

Wisaksil Wangek tuvo que debutar en el boxeo en Japón y cayó noqueado técnicamente en apenas tres rounds por Akira Yaegashi, quien mucho tiempo después sería noqueado por “Chocolate” González, cuando el nica conquistó su tercera corona en 112 libras. En su segundo combate, también en Japón sería noqueado en forma efectiva por el nipón Yushin Yafuso en el tercer round. Regresó a Tailandia para empatar en seis rounds contra Sean Patavikorngym y por fin ganar su primera pelea por la vía del cloroformo en el tercero ante su coterráneo Prakaipetch Aunsawan.

Logra racha de 26 triunfos

Su quinta pelea fue nuevamente en Japón en donde perdió por tercera ocasión ante el local Kenji Oba por la vía de los puntos en su primera pelea a 10 rounds. Pero desde esa última derrota, comenzó a ganar y ganar hasta eslabonar 26 triunfos en fila, incluyendo su coronación inicial en 115 libras ante el japonés Yota Sato, quien a su vez había destronado al tailandés Suriyan Sor Rungvisai (nombre de pila Suriyan Kaikanha).

Wangek logró defender en una ocasión su corona supermosca ante el zurdo japonés Hirofumi Mukai, pero en la segunda defensa la perdió ante el azteca Carlos Cuadras, a quien cortó en dos ocasiones por cabezazos dizque “no intencionales” y luego de ocho rounds y que la pelea fuese suspendida por un enorme corte de una pulgada en la frente de Cuadras, perdió en las tarjetas que al momento de la suspensión marcaban 78-73, 77-74 y 77-75 todas en su contra y fue destronado.

Wangek perdió su corona en mayo del 2014 y no desmayó en su intento por recuperarla volviendo a conseguir otra cadena de 16 triunfos, ya incluyendo su polémica victoria por decisión mayoritaria sobre ‘Chocolate’ en marzo pasado, en Nueva York, ganando por dos puntos en dos tarjetas (114-112) y empatando en otra (113-113), y ha acumulado desde el 28 de septiembre del 2005 a la fecha, 42 victorias y una derrota en 43 combates, cifra que sinceramente impresiona y que Román González tratará de romper este sábado 9 de septiembre.