•   Lisboa, Portugal  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Oporto venció hoy al Desportivo Chaves por 3-0, resultado que le deja como líder de la Liga lusa empatado a puntos con el Sporting de Portugal antes de lleguen, la próxima semana, los compromisos de la fase de grupos de la Liga de Campeones.

Oporto, Sporting y Benfica, los tres aspirantes al título, concluyen su paso por la quinta jornada con sendas victorias que dejan al primero como líder con 15 puntos, los mismos que el Sporting, pero con mejor diferencia de goles, en tanto que las "águilas", actuales campeones del torneo, quedan terceros con 13 unidades.

Los "dragones" de Iker Casillas no fallaron en la quinta jornada, en la que se enfrentaban en casa a un Desportivo Chaves que no ha conocido la victoria esta temporada.

Ante el modesto rival, sin embargo, el Oporto tardó en encontrar el gol, que apareció en el minuto 49 por obra del camerunés Aboubakar.

El brasileño Tiquinho Soares estuvo muy cerca del segundo gol en el 61, pero no engordó el marcador hasta el 86, cuando marcó un penalti que dio paso, apenas dos minutos después, a un gol del maliense Marega.

En segunda posición se sitúa el Sporting, que consiguió un triunfo "in extremis" ante el Feirense (2-3) gracias a un gol de penalti en el descuento.

Tras una primera parte floja, el Sporting consiguió encauzar el partido tras el descanso con un gol del uruguayo Sebastián Coates en el 62 y otro tanto, tres minutos después, de Bruno Fernandes.

Sin embargo, el Feirense supo poner las tablas en el marcador: el portugués João Silva cabeceó un balón imparable en un córner en el 69 y el nigeriano Peter Etebo batió a Rui Patricio con un remate cruzado en el 80.

Los dos equipos llegaron al final sin renunciar a la victoria, pero la balanza acabó cayendo hacia el lado del Sporting, que marcó el gol definitivo con un gol de penalti del holandés Bas Dost en el último minuto de juego.

El Benfica, por su parte, tuvo complicado sumar los tres puntos pese a que jugaba contra un recién ascendido, el Portimonense, al que venció por 2-1.

Tras un primer tiempo sin goles y contra pronóstico, el Portimonense consiguió adelantarse en el 56 con un tanto del brasileño Fabricio.

La ventaja de los de Portimão no duró mucho y apenas tres minutos después se quedaron con diez tras la expulsión del ghanés Hackman, que cometió penalti sobre el argentino Salvio, lance tras el que el brasileño Jonas no perdonó para empatar el partido.

El tanto del encuentro llegó en el minuto 79, cuando el portugués André Almeida puso en pie a todo el estadio con un remate desde la banda derecha que acabó en gol para el Benfica.