•   Carson, California, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Román Chocolatito González ha sido noqueado por primera vez en su carrera y el verdugo ha sido el mismo que le quitó el invicto: el tailandés Srisaket Sor Rungvisai, el rey de las 115 libras en el Consejo Mundial de Boxeo (CMB).

Pese a que los expertos daban como favorito al Chocolatito González, la realidad fue muy diferente: En el cuarto round el nica fue enviado dos veces a la lona y fue un derechazo de Rungvisai el que lo dejó tendido definitivamente.

Estas son las cinco claves de la derrota del Chocolatito González:

  1. Las 115 libras hacen del Chocolatito González un boxeador vulnerable. Cada golpe que recibe lo dinamita.
  2. Esas mismass 115 libras le quitan pegada al Chocolatito González, a diferencia de lo que lograba en las 105, 108 y 112 libras, cuando sus puños pesaban como bombas. En la revancha contra Rungvisai, el nica conectó buenas combinaciones, pero no logró dañar al tailandés.
  3. Todos recomendaron al Chocolatito González boxear a Rungvisai, es decir evitar un intercambio de golpes y justamente ese pecado fue el que cometió desde el tercer round, cuando ya se le vio abrir la boca.
  4. ¿Arnulfo Obando jamás podrá ser sustituido? Desde la muerte de su entrenador, Arnulfo Obando, el Chocolatito González no ha sido el mismo. El nica ya lleva dos peleas y las ha perdido ambas. En cada uno de esos combates, el púgil ha tenido entrenadores diferentes.
  5. ¿Perdió la confianza en sí mismo? Aunque el Chocolatito González quiso plantarse en el centro del ring en su revancha contra Rungvisai, lo cierto es que el tailandés nunca se lo permitió y desde el primero hasta el cuarto asalto el campeón del CMB fue minando al nica, hasta mandarlo a la lona.

¿Qué viene para Chocolatito González?