•   Barcelona, España  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un triplete de Leo Messi y otros dos goles de Gerard Piqué y Luis Suárez ventilaron el ‘derbi’ contra el Espanyol (5-0) y colocaron al Barcelona, que volvió a aprovechar un nuevo tropiezo del Real Madrid en el Bernabéu, líder de la Liga Santander.

Bajo el paraguas de Messi, el nuevo Barsa de Ernesto Valverde va ganando tiempo mientras se encuentra a sí mismo. Hoy, con el debut de Dembélé en la segunda mitad, dio un pasito más y se llevó merecidamente un duelo que dominó desde el inicio.

Salió el Barsa a morder arriba desde el primer minuto, pero sin lograr inquietar a Pau López. Tuvo que ser Luis Suárez, en un lejano lanzamiento de falta, quien pusiera a prueba al meta catalán, que atajó sin esfuerzo.

Con Messi liderando por enésima vez la ofensiva azulgrana, el Barcelona solventó una primera parte que controló bien, pero en la que no abundaron las ocasiones de gol.

El argentino inauguró el marcador, tras recibir, en el corazón del área, un afilado pase de Rakitic, abrirse paso entre Hermoso y David López con un regate seco y enviar un obús por toda la escuadra. Un golazo, en fuera de juego, que llegó en el minuto 26.

Otra vez Messi 

Pasada la medida hora, llegaría el segundo del ‘10’. Esta vez, su socio fue Jordi Alba, quien combinó con la ‘Pulga’ en una contra que Messi convirtió en el 2-0 tras adelantarse a Aaron para rematar al fondo de la red desde el primer palo.

Pero el partido se acabó definitivamente cuando Messi combinó con Suárez y Alba antes de rematar él mismo el tercero. En la recta final, un cabezazo de Piqué a la salida de un córner y un gol a la contra de Suárez tras recibir una asistencia del debutante Dembélé —jugó los veinte últimos minutos— redondearon la goleada azulgrana.