•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Tras ver a Román Chocolatito González ser noqueado, su padre admite que en las 115 libras el púgil no tiene opciones.

Luis González, padre de Román Chocolatito González, dijo hoy que su hijo no tiene opciones en las 115 libras, luego de verlo perder por nocaut ante el tailandés Srisaket Sor Rungvisai, en el SutbHub Center, en Carson, California, Estados Unidos.

“El cambio de categoría le afectó”, sostuvo Luis González en una entrevista con El Nuevo Diario una vez finalizado el combate.

González sostuvo que en las 115 libras su hijo sufre más por los golpes que recibe.

“Rungvisai es demasiado fuerte, se mira la diferencia. Román no tiene las condiciones para hacerle frente a Rungvisai”, declaró Luis González.

Durante la pelea, la mamá del chocolatito, Llliam Luna, pasó sentada, con la cabeza baja y triste al ver cómo el boxeador recibía los golpes de parte de su rival, quien se había preparado con cuatro meses de anticipación para la gran pelea.

En las afueras de la casa de la madre del púgil nicaragüense, amigos y vecinos acudieron desde muy temprano para mostrar su apoyo al boxeador de 30 años.

En Nicaragua la pelea fue de máximo interés, pues Chocolatito González buscaba tomar venganza por la derrota que sufrió en marzo pasado ante Rungvisai.

“Todo sucede en el boxeo, no es el peso, ni nada de eso (…) en las 115 (libras) Román no es para esa gente”, continuó Luis González.

Tras perder el título de las 115 libras del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) en marzo pasado, Llilliam Luna expresó que su hijo “algún día tenía que perder”.

"Nosotros ya habíamos dicho que algún día tenía que perder Román", dijo entristecida la noche del pasado sábado 18 de marzo, cuando el chocolatito fue despojado por primera vez de un título.