•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Abel Sánchez, el entrenador mexicano de boxeo que lleva de la mano al campeón mundial mediano Gennady Golovkin, dijo al sitio BoxingScene.com, que Román "Chocolatito" González sigue siendo capaz de continuar con su carrera.

La noche de este sábado, el campeón del mundo de cuatro divisiones sufrió su segunda derrota en el ring, al ser noqueado en el cuarto round por el tailandés Srisaket Sor Rungvisai.

Sánchez compara la derrota del Chocolatito con el nocaut de Manny Pacquiao en el 2012, cuando cayó ante Juan Manuel Márquez, en el sexto round de su cuarto encuentro.

Después del encuentro Pacquiao estuvo fuera  un año antes de regresar al cuadrilátero, pero reconstruyó su carrera e hizo cientos de millones en carteras adicionales.

"Creo que Manny Pacquiao fue noqueado mucho peor que el ‘Chocolatito’ y Manny lo ha hecho mejor después de eso. Yo creo que depende de Sr. Honda, quien es un gran promotor. Yo creo que si decide continuar, va a necesitar un poco de descanso, pero creo que ellos tomarán la decisión correcta para el Chocolatito ", comentó Sánchez a BoxingScene.com.

El entrenador mexicano cree que el Chocolatito es demasiado pequeño para la categoría 115 libras.  

En sus otras peleas el Chocolatito capturó títulos en 105, 108 y 112 - y ganó la mayoría de esas peleas por nocaut, pero en los 115 no le ha podido hacer daño a sus oponentes. Al mismo tiempo que ha recibido un montón de daño en las tres de sus peleas en el peso.

"Siempre he pensado que estos muchachos son mucho más grandes que él. Sus habilidades técnicas son grandes, su poder de puñetazo fue grande en 105 y 108, en 112 - pero a los 115 fueron capaces de resistir su poder. Y cuando tienes a este tailandés que lo hace retroceder con todos los golpes... no es que lo estuviera lastimando, pero se podía ver que tan físicamente más fuerte era Rungvisai que Chocolatito”, comentó entrenador mexicano.

“Es cuestión de tiempo cuando te paras en medio del ring como un  guerrero y te derriban con un golpe. Yo creo que estos muchachos son demasiado grandes para él” reiteró Abel Sánchez.

“La cosa es, que él es un boxeador de 105 libras. Es un minimosca y si trata de boxear con estos muchachos de otras categorías, ellos van a tener más resistencia, van a ser más fuertes, más altos… Él tenía que hacer el tipo de pelea en la que puede tirar un golpe que le haga perder velocidad, pero desafortunadamente no lo hizo”, detalló Sánchez.