•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Cuando Thomas Mansell Murillo tenía cuatro años sus padres estaban preocupado por su comportamiento malcriado y en busca de corregirlo decidieron enviarlo a una academia de Taekwondo, pues les habían dicho que ahí le enseñarían a ser disciplinado. Diez años después de haber tomado tal decisión, Genaro Tomas Mansell y Mirna Murillo Montes se sienten orgullosos del ahora joven Mancell, pues se ha convertido no solo en una mejor persona, sino en un atleta destacado.  

Thomas, muchacho de hablar pausado y mirada serena, ganó la medalla de plata en la categoría -45 kilogramos en el Campeonato Panamericano Junior y Cadete que se realizó en Costa Rica a finales del mes de agosto. Mancell, que se ha enamorado tanto de esta disciplina deportiva que la considera su vida misma, se impuso a un estadounidense y a otro brasileño para avanzar a la gran final, instancia en la que pese a su esfuerzo, fue víctima del norteamericano Sharif Salim.

“Me siento orgulloso de haber conseguido esta medalla de plata, pues me esforcé mucho para llegar al máximo nivel a este campeonato”, comenta Mancell mientras observa con especial atención la presea conseguida. “Nunca pensé que algún día representaría a Nicaragua y menos que iba a conseguir una medalla, pero lo hice y ahora quiero seguir cosechando más triunfos”, dice Thomas, seguro de alcanzar logros mayores. 

No se limita

Tras demostrarse a sí mismo de lo que es capaz, Mancell sueña en grande y manifiesta que “me he propuesto darle a Nicaragua una medalla olímpica, por eso me esfuerzo cada día en los entrenamientos”. Este atleta destacado, que tras su presentación en Costa Rica fue situado en el puesto ocho del ranking mundial de la categoría -45 kilogramos, asegura que además de anhelar convertirse en un luchador de élite, quiere convertirse en un administrador de empresa.

Por ahora, los próximos desafíos de Mancell serán la Copa Presidente, que se realizará en Las Vegas en el mes de octubre; los Juegos Codicader, que se llevarán a cabo en Colombia en noviembre; y las Olimpiadas Juveniles del próximo año en Argentina.  Él está consciente de que estos serán retos complicados, pero confía en su talento y esfuerzo para sobresalir.