•   Barcelona, España  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El FC Barcelona colocó ayer la primera piedra del nuevo Estadio Johan Cruyff, que se edificará en la Ciudad Esportiva de Sant Joan Despí, un proyecto que el club prevé terminar a finales del año 2018.

En un acto simbólico celebrado en el descampado donde se levantará el estadio, que tendrá un coste de 12 millones de euros, la entidad azulgrana dio el pistoletazo de salida a la construcción de un espacio que, según el presidente del Barcelona, Josep Maria Bartomeu, será “la joya” de la Ciudad Deportiva.

“Es un sueño colectivo. Quiero agradecer a los presidentes anteriores: al presidente Núñez por comprar estos terrenos; al presidente Gaspart por ser el que puso la primera piedra de la Ciudad Deportiva; a Joan Laporta por inaugurar la Ciudad Deportiva y también a Sandro Rosell para dar el impulso final al edificio de La Masia”, recordó Bartomeu en su discurso.

El máximo mandatario hizo estas declaraciones en un acto institucional en el que se unió el futuro del Barcelona, con la presencia de jugadores del Barcelona B y de las categorías inferiores, y el presente, con la asistencia de los jugadores del primer equipo Gerard Deulofeu y Andrés Iniesta, así como las jugadoras del conjunto femenino Laura Ràfols y Marta Unzué.

A ellos se sumó una representación de la familia del exjugador y exentrenador azulgrana Johan Cruyff con su esposa, Danny, y su hija Susila en la cabeza.

Además, también participaron el vicepresidente Jordi Moix, encargado de la tutela del Espai Barsa, en que se contempla la remodelación del Camp Nou y construcción del nuevo Miniestadi (Estadio Johan Cruyff) y un nuevo Palau Blaugrana, así como el alcalde del Sant Joan Despí, Antoni Poveda.

“Piedra” especial

A lo largo de la presentación, todos ellos llenaron de objetos una caja de plástico que, de manera simbólica, se convirtió en la primera piedra del estadio donde jugará el filial azulgrana y el equipo femenino.

El capitán, Andrés Iniesta, y Susila Cruyff, que han sido los últimos en llenar la urna, escogieron un balón de futbol y una estatua del jugador holandés poco antes de que todos los protagonistas cogieran unas palas para enterrar con arena la caja que se convirtió en la primera piedra del futuro campo de futbol.

El proyecto de estadio y la adecuación del espacio donde se ubicará el campo de futbol, incluye también en el futuro la urbanización de 17 hectáreas y la construcción de 700 plazas de aparcamiento, todo ello dentro de la Ciudad Deportiva.

En este sentido, el alcalde de Sant Joan Despí, Antoni Poveda agradeció el compromiso del club con la remodelación de la zona, a pesar de admitir una demora en el proceso de obtener los permisos para iniciar la construcción