•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Cada vez que se anuncia la lista de peloteros que integrarán una preselección de beisbol surge de inmediato otra lista de jugadores que no fueron tomados en cuenta y que quizá tenían los registros necesarios para al menos recibir una oportunidad. No fue la excepción el listado que el pasado miércoles presentó la Federación Nicaragüense de Beisbol Asociada (Feniba), cuya lista de 53 convocados a la preselección nacional no incluye, entre otros, al pelotero Benjamín Alegría, el chavalo de los Dantos que tuvo un gran accionar ofensivo y defensivo en la pasada edición del Germán Pomares Ordóñez. 

Una vez finalizada la segunda vuelta del campeonato, Alegría, que entre 2015 y 2016 jugó para el equipo categoría Rockie de los Rojos de Cincinnati en la Liga de Verano de República Dominicana, se ubicó en el puesto 25 de los treinta mejores bateadores, exhibiendo un llamativo promedio ofensivo de 330 puntos, producto de haber conectado 116 imparables en 352 turnos al bate. En la lista de los mejores cañoneros, su número de hits solo fue superado por los 126 conseguidos por el incansable Javier Robles. 

De sus incogibles 23 fueron dobles, 3 triples y 9 cuadrangulares. Además, anotó 65 carreras y remolcó 58, con el agregado de haberse robado 17 colchonetas y de haber forjado un promedio sobre las bases de .385. No hay forma de negarlo, el muchacho realizó una gran temporada regular, convirtiéndose en uno de los referentes en la ofensiva de los Dantos, equipo caracterizado por el poderío de su bateo.

Manifestó su deseo 

En una entrevista realizada el 12 de julio en el estadio nacional Denis Martínez, Alegría manifestó su deseo de ser convocado a la preselección de Nicaragua de cara a los Juegos Centroamericanos de diciembre próximo. “Lo que más anhelo es que me llamen a la preselección, quiero estar en los Juegos Centroamericanos, por eso me estoy esforzando para tener números que hablen por sí solos. Para mí sería un privilegio grande representar a mi país a los 19 años, estoy seguro que si me dan la oportunidad voy a darlo todo para que las cosas me salgan bien. Me entusiasma la idea de jugar junto a los mejores peloteros del país”, dijo Benjamín, sintiéndose seguro de estar haciendo los números para ser convocado. Tiempo después, las estadísticas respaldan su deseo.

Si bien es cierto el infield de la preselección está muy poblado y cuenta con hombres como Omar Obregón, Jesús López, Everth Cabrera, Elmer Reyes e Iván Marín, Alegría se merecía la oportunidad de estar en la preselección y demostrar si tenía el nivel para quedarse. Su gran temporada en el Pomares y su juventud eran factores importantes para haberlo convocado, ojalá en algún momento se decide llamarlo, no creo que sea imposible ser justos y darle el chance que se ganó a base de buenos números.