•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Gennady Golovkin y Saúl Canelo Álvarez empataron hoy en una dura pelea por el título de las 160 libras y desde ya lo expertos piden un desempate, algo a lo que ambos boxeadores están de acuerdo, según sus declaraciones tras el enfrentamiento.

Tras 12 asaltos de fuertes intercambios de golpes, los jueces emitieron su decisión: un empate que a nadie le ha dejado un mal sabor de boca.

Las tarjetas quedaron 118-110 a favor del Canelo Álvarez, 115-113 a favor de Golovkin, y 114 - 114.

En el primer round, Golovkin se adueñó del centro del ring y conectó buenos golpes, pero fue Canelo Álvarez quien dio mejor con un veloz jab que desconcertó a su oponente.

En el segundo round, los dos toros se plantaron al centro del cuadrilátero y mostraron velocidad con el jab y precisión en los golpes a los bajos. El daño fue bilateral.

Para el tercer asalto, Golovkin mostró más dominio en la distancia y empezó a soltar su mano izquierda, pese a que Canelo Álvarez continuaba dominando el combate. Ambos boxeadores se conectaron bien. En la arena, el público respaldaba al mexicano.

El Canelo Álvarez optó en el cuarto asalto por refugiarse en la cuerdas y ver qué tenía Golovkin, quien mantuvo su ataque pero nunca pudo conectar con decisión. En este asalto, Golovkin mantuvo la distancia que le convenía.

Si en el tercero Golovkin probó con su izquierda, en el quinto le llegó el turno a su derecha y conectó el mejor golpe al Canelo Álvarez, generando euforia entre el público. Golovkin terminó este asalto casi que bailando.

En el sexto episodio, los dos boxeadores bajaron el voltaje, pero siempre Golovkin se mantuvo al frente, controlando el centro del ring.

La mirada de Golovkin, al empezar el séptimo round, era la de un cazador y como tal se movió a lo largo del asalto: persiguiendo al Canelo Álvarez, marcando distancia con un jab de izquierda, mientras que el mexicano empezaba a verse disminuido.

Golovkin pasó de cazador a ser un taladro en el octavo asalto: persiguió siempre al Canelo Álvarez, quien logró conectar tres buenos golpes, dos a los bajos y un upper cut. La estrategia del Canelo Álvarez era el contragolpe y hacer fallar a Golovkin.

En el noveno asalto, Golovkin se mostró como un boxeador muy completo: estilo y pegada en un cuerpo de 160 libras. Golovkin era un huracán atacando al Canelo Álvarez, mientras que el mexicano se mantuvo con su estrategia de contraatacar.

Saúl Canelo Álvarez y Gennady Golovkin. AFP/ENDGolovkin y Canelo Álvarez olvidaron, en el décimo round, que estaban en un cuadrilátero, y pasaron al campo de una verdadera guerra, soltando sus golpes más potentes y ambos resistiendo. En este asalto el mexicano logró hacer tambalear a GGG.

En el décimo primer round, bajó el voltaje de la pelea y no era para menos, pues el décimo asalto pudo ser el mejor de todo el combate.

El Canelo Álvarez comenzó con furia el décimo segundo round e hizo sentir su poder a Golovkin, quien luego contragolpeó para tratar de balancear un duro asalto.

El público en la arena terminó de pie, aplaudiendo y gritando. El boxeo, con Golovkin y Canelo Álvarez, quienes empataron, está en buenos guantes.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus