•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

De acuerdo con el calendario de las Grandes Ligas, cuya temporada regular está próxima a terminar, el nicaragüense Erasmo Ramírez (5-6, 4.56) podría aparecer en escena en dos desafíos más antes del inicio de la postemporada. El primero sería ante los Indios de Cleveland el viernes 22 de septiembre, y el segundo ante los Atléticos de Oakland el miércoles 27 del mismo mes. En estos dos encuentros Erasmo deberá cerrar fuerte, exigiéndose al máximo en la búsqueda de la victoria o de al menos forjar aperturas de calidad que le permitan dejar claro que su permanencia en la rotación debe ser considerada en serio para la próxima campaña. 

Ha cumplido. Un cierre fuerte de temporada sería el complemento idóneo para todo lo que el rivense ha hecho desde su retorno a los Marineros, con quienes ha demostrado de forma categórica que sí puede garantizar trabajos de calidad como abridor. Si bien es cierto, presenta balance de una victoria y tres derrotas desde su primer apertura con Seattle el 1 de agosto, esa racha de seis aperturas de calidad de forma consecutiva lo estableció como figura de la rotación del equipo. Con un poco más de suerte y de respaldo ofensivo de sus compañeros, no habría forma de discutirle su enorme utilidad. 

Impresionó con su dominio. Pese a caer mostrándose irreconocible ante los Astros de Houston en su última apertura, difícilmente se puede poner en duda lo agigantado que se ha mostrado Erasmo como abridor de los Marineros. Durante esa racha de seis trabajos de calidad de forma consecutiva impresionó con su dominio, extendiéndose por seis o más episodios sin permitir que sus rivales le fabricaran más de tres anotaciones por partido. Era la versión de un Erasmo en su máximo nivel: dominador incuestionable de la zona de strike, inteligente en el manejo de sus recursos y frío de principio a fin.   

¿Qué esperar? El Erasmo visto el pasado domingo permitiendo seis carreras limpias en cuatro innings no es el Erasmo que todos conocemos. Entonces, ¿qué esperar de él en este cierre de temporada? Que se presente con su verdadera identidad, esa de dominio admirable que demostró durante su seguidilla de aperturas de calidad. No le será fácil alcanzarlo cuando se mida a los Indios de Cleveland, equipo que logró hilvanar 22 triunfos consecutivos y al que no se ha enfrentado esta temporada, sin embargo, sus probabilidades de lucir bien aumentarán cuando se enfrente a los Atléticos, conjunto al que ya enfrentó como relevista y abridor esta campaña y que le batea para 294 puntos.  Veo a un Erasmo cerrando de forma segura y categórica, esperando contar con el apoyo ofensivo de sus compañeros.