•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

De los 53 jugadores que fueron convocados a la preselección nacional de Nicaragua 27 dijeron presente en el primer día de preparación realizado ayer en el viejo coloso Denis Martínez, donde el mánager Julio Sánchez y demás miembros del cuerpo técnico dirigieron una jornada básica y de poca intensidad, pero clave para determinar las condiciones en las que llegan los jugadores luego de una extensa temporada en el Germán Pomares para algunos y de campañas de mucha competencia en Ligas Menores o en Ligas Independientes para otros.

La jornada de preparación, que inició poco después de las nueves y se extendió hasta el mediodía, se puso en marcha con una reunión entre peloteros y cuerpo técnico en la que sobraron palabras de motivación. La expresión de “vamos por la medalla de oro” se convirtió en una constante. Tras unos cuantos minutos, el tirador Berman Espinoza se dirigió al centro del círculo formado por todos los jugadores  y de rodillas dirigió una oración. Acto seguido el grupo de 27 seleccionados realizó ejercicios de calentamiento y tras un tiempo considerable se dividieron en tropas de lanzadores, cácheres, jardineros y jugadores de cuadro para ejecutar actividades propias de sus posiciones.

No había sector del campo del viejo estadio nacional en el que la acción fuera nula. Por un lado estaba Cairo Murillo con el staff de tiradores y por el otro Aníbal Vega compartiendo su experiencia con los jardineros. En otra escena se podía apreciar a Jorge Luis Avellán trabajando con los infielders y a Julio Sánchez dando instrucciones. Los peloteros, como niños atentos a su primera lección escolar, escuchaban a sus técnicos y ejecutaban sus enseñanzas. Fue un primer encuentro básico, pero necesario para entrar en calor y prepararse de cara a los próximos días, cuando comience la verdadera acción. 

Wilton no llegó

De los 25 lanzadores convocados 12 acudieron a la primera cita, entre ellos no estaba el ex lanzador de Grandes Ligas y mejor tirador de la pasada edición del Pomares Wilton López. Los que sí llegaron fueron Carlos Teller, José Elías Villegas, Pedro Torres, Leonardo Crawford, Elvin García, Berman Espinoza, Fidencio Flores, Gustavo Martínez, Ernesto Glasgon, Osman Gutiérrez, Jorge Bucardo y Wilber Bucardo.

De los 14 jugadores de cuadro se hicieron presente Ofilio Castro, Ronald Garth, Iván Hernández, Edgar Montiel y Sandor Guido. En el caso de los receptores, los presentes fueron Janior Montes, Ronald Rivera y Rafael Estrada. 

Siete de los nueve jardineros convocados llegaron al entrenamiento: Renato Morales, Dwight Britton, Marck Joseph, Jilton Calderón, Javier Robles, Enmanuel Meza y Norlando Valle.

“Para ser el primer día y contar desde ya con la presencia de 27 peloteros, todos motivados y con muchas ganas de dar lo mejor, creo que es un comienzo muy bueno. Hay que recordar que esto de que no vengan todos los peloteros desde el primer día es normal. Seguramente en las próximas jornadas el número de jugadores será mayor”, afirmó el mánager Julio Sánchez.

Sobre los ausentes, el timonel señaló que “el único que llamó fue Darrell Campbell para notificarnos que su esposa había dado a luz y entonces se le concedió un permiso. De los demás no tenemos ninguna comunicación, pero esto siempre es así, esperemos que se reporten lo más pronto posible”.

El estilo de juego

Consultado sobre el estilo de juego que caracterizará a esta preselección, Sánchez argumentó que “vamos a tratar de hacer una mezcla entre el beisbol nuestro y el beisbol profesional, aunque la estrategia nuestra dependerá en gran parte del rival al que enfrentemos. Eso sí, este será un equipo aguerrido, dinámico, con mucho coraje y sobre todo con una buena actitud de juego. Buscaremos sacarle el máximo provecho a la combinación de experiencia y juventud con la que cuenta esta preselección. También vamos a tratar de aprovechar los aportes que según sus experiencias puedan hacer los que militan en organizaciones de MLB, los que juegan en ligas independientes y los que jugaron por meses en el Pomares”.

De acuerdo con Julio, quien como mánager ganó la medalla de oro en los Juegos Centroamericanos del 2001, asegura que la Liga de Beisbol Profesional Nacional (LBPN) “será de gran ayuda en la preparación de la preselección, pues esto garantiza un fogueo en el que los jugadores vivirán circunstancias reales y no simuladas”. Asimismo añadió que “tenemos el recurso humano para darle batalla a Panamá. Yo puedo asegurar que vamos a tener a los mejores 24 jugadores de Nicaragua en los Juegos Centroamericanos”.