•   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La juez Adelaide Byrd no será asignada a peleas de alto perfil, luego de entregar una tarjeta de 118-110 a favor de Canelo Álvarez en su pelea ante Gennady Golovkin. Bob Bennett, director ejecutivo de la Comisión Atlética del estado de Nevada, dijo al portal de The Los Ángeles Times, que la veterana jueza necesita “un corto descanso”, sin descartar que continúe ejerciendo en otros combates.

“No la voy a colocar de inmediato”, dijo Bennet al diario. “Estará en el negocio, pero necesita un respiro”. Byrd fue criticada ampliamente luego del combate, decretado empate tras tarjetas de 115-113 a favor de Golovkin por Dave Moretti y de 114-114 de Don Trella. La jueza ha clasificado más de 100 combates de título mundial, además de ejercer en Artes Marciales Mixtas.

Bennet admitió que la anotación fue muy amplia en la tarjeta de la juez, quien es esposa del réferi Robert Byrd, y originalmente dijo que había tenido una mala noche. “Como en cualquier oficio, tienes una mala noche”, dijo Bennett. “Desafortunadamente, no estuvo muy bien. Puedo decirle que ella conduce entrenamientos para nosotros, tomando otros jueces bajo su ala... pero su anotación fue muy abierta”.

Tanto Golovkin como Álvarez admitieron de una manera u otra que la anotación no fue la correcta. Además, los promotores Oscar De La Hoya y Tom Loeffler emitieron comentarios negativos al desempeño de Byrd.

La situación trajo al recuerdo la actuación de la juez C. J. Ross, quien fue protagonista de dos decisiones sumamente controversiales. En el 2012, su tarjeta definió el sorpresivo triunfo de Timothy Bradley ante Manny Pacquiao y más tarde, en el 2013 entregó un empate en la pelea de Floyd Mayweather y Álvarez. Posteriormente, Ross fue removida de sus funciones de juez.