•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El tirador derecho Erasmo Ramírez, pistolero con gran nivel de localización, desafiará esta noche (8:10 p.m.) a los Indios de Cleveland, el peligroso equipo que por segundo año consecutivo consiguió el banderín de la División Central de la Liga Americana. El rivense, que antes de caer en su última salida encadenaba seis aperturas de calidad en fila, se medirá en su apertura 18 del año a un conjunto que fue capaz de forjar una impresionante racha de 22 victorias de forma consecutiva.  

Desde cualquier perspectiva la misión que hoy tendrá Erasmo luce complicada, sobre todo porque enfrentará a un equipo que hasta antes de la jornada de ayer tenía 95 victorias, la segunda cifra más alta de todas las Grandes Ligas, solo superada por los 96 triunfos que presentaban los Dodgers de Los Ángeles antes de su compromiso ayer.  

Erasmo, que en su última apertura ante los Astros de Houston permitió seis carreras en cuatro episodios lanzados, estará caminando sobre brasa cuando se mida a la feroz artillería de los Indios, que ocupan la cuarta posición entre los 30 equipos de las Mayores con un promedio ofensivo de 264 puntos. Además, Ramírez deberá ser cauteloso ante un equipo de Cleveland que es quinto en carreras empujadas con un registro de 733 carreras y que ocupa el lugar 15 con un total de 198 jonrones conectados. 

Cara a cara

Además de lidiar con la ofensiva de los Indios, Erasmo deberá fajarse en el duelo de lanzadores con el derecho Trevor Bauer, quien llega al encuentro exhibiendo un récord de 16 victorias con nueve derrotas y una efectividad de 4.41 en 163.1 episodios lanzados. En sus últimas 9 aperturas, Bauer ha conseguido siete triunfos y solo ha sido derrotado en una ocasión, demostrando su calidad como pícher abridor. Tomando en cuenta estos números de Trevor y el poco respaldo ofensivo que los Marineros le han dado a Erasmo en gran parte de sus trabajos como abridor, se queda claro de que triunfar será muy difícil para el rivense.

Señalado esto, Ramírez necesita mostrarse dominante para evitar que los Indios lo descifren tan fácilmente como lo hicieron los Astros en su apertura anterior. El nicaragüense llega a este desafío presentando un balance de cinco éxitos y seis reveses con un promedio de carreras limpias permitidas de 4.56 en 118.1 innings lanzados. En sus nueve aperturas más recientes, Erasmo ha ganado un solo juego y ha perdido en tres ocasiones, con el asterisco positivo de haber logrado seis aperturas de calidad de forma consecutiva.   

Por los cien ponches

Además de buscar su sexta victoria del año y la 31 de su carrera en Grandes Ligas, Erasmo intentará hoy llegar a los 100 ponches en la actual temporada. El rivense llega al desafío con los Indios registrando 97 “kaes”, por lo que se considera sumamente viable que hoy arribe al centenar de “fusilados”. En sus últimas cinco salidas, Erasmo ha logrado ponchar a cinco bateadores como mínimo en cada juego, otra razón para creer que hoy puede lograrlo.

Esta sería la segunda campaña en la que Erasmo consiga 100 o más ponches, pues ya lo hizo en el 2015, cuando en su primer año con los Rays de Tampa Bay eliminó a 126 bateadores por la vía de los strikes. En esa temporada tuvo balance de 11-6 y efectividad de 3.75.