•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Aunque Merarys Toruño luchó, no logró acceder a la final del Torneo Internacional Grado 5 ITF Junior, tras caer en dos sets ante la mexicana Dianela Rodríguez, sembrada número tres en el torneo, con parciales idénticos de 6-3, 6-3. La única nicaragüense que sobrevivió en la categoría Single durante las tres primeras jornadas y que hizo historia por ser la primera pinolera en alcanzar las semifinales en un torneo internacional, guerreó hasta el último instante, haciendo alarde de un alto grado de competitividad. 

El partido fue bastante duro, tomando en cuenta que la hora en que se realizó (10:15 a.m.) es propicia para que el sol pegue fuerte en la cancha del complejo deportivo Sport Slam ubicado en Ticuantepe, escenario que es cede del torneo. Además, el nivel de la rival de Merarys y los dos años de inactividad de la nica, los que según coincidieron la atleta y su entrenador, pesaron un poco a la hora de definir el encuentro.

Merarys inició fuerte el encuentro, pero la rival demostró su calidad, exhibiendo bastante nivel al momento de definir y sin caer en los intentos de la pinolera de engañarla en las respuestas. La mexicana nunca perdió la concentración en el partido, pese a que en algunos momentos llegó a discutir con el público por el ruido que se escuchaba entre las pausas —que se dan cada vez que se va a realizar un saque—.

En el segundo set, Merarys apretó más y por momentos logró tener el control de encuentro, sin embargo, el cansancio y la falta de forma física mermaron a la nicaragüense, que al final vio un 3-2 a favor invertirse en un 6-3 para su contrincante, que significó la eliminación de Toruño. 

Tras el encuentro, la pinolera dijo estar satisfecha con su desempeño durante el torneo y por haber llegado hasta donde lo hizo (semifinales), además indicó que necesita trabajar más para recuperar la condición física que fue mermada durante los 24 meses que pasó fuera de las canchas. También reconoció que debe foguearse para comenzar a pensar desde ya en los XI Juegos Centroamericanos que se realizarán en el país en diciembre.

“Pienso ir a Costa Rica a jugar un torneo de fogueo, a Panamá y a El Salvador para foguearme y competir en los (juegos) Centroamericanos. Pienso jugar bien cada partido que se viene, sé que en los Centroamericanos no vienen jugadoras fáciles, viene jugadoras buenas, pero pienso dar lo mejor siempre con la ayuda de Dios”, agregó Merarys.

Por su parte, Julio Toruño, padre y entrenador de Merarys, coincidió con la atleta en que la debilidad de su hija en este partido fue la falta de condiciones físicas, producto del retiro, además argumentó que a la nica le hace falta aumentar su fortaleza física, principalmente, en los hombros.