•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El delantero hispano-brasileño Diego Costa volverá al Atlético de Madrid, un regreso anhelado por los rojiblancos, después que el club español y el Chelsea hayan llegado a “un principio de acuerdo” para su traspaso.

“El Atlético de Madrid y el Chelsea han alcanzado un principio de acuerdo para el traspaso de Diego Costa”, afirmó el club rojiblanco en un comunicado.

Solo el reconocimiento médico y la formalización del contrato entre jugador y Atlético, separan a Diego Costa de volver a vestir la camiseta rojiblanca, tres años después de abandonar el equipo español camino de Chelsea.

Ninguno de los dos clubes da cifras de la operación, pero la prensa española habla de entre 50 y 65 millones de euros (entre 59.6 y 77.4 millones de dólares).

Según el diario AS, la operación se habría cerrado por 60 millones de euros, incluidas las bonificaciones, mientras que para Marca, el Atlético pagará 55 millones de euros más otros diez en variables.

Confianza de Simeone

Diego Costa, de 28 años, ficharía, según la prensa, por lo que queda de temporada y tres más, hasta 2021.

El delantero hispano-brasileño volverá así a ponerse a las órdenes de Diego Simeone con el que llevó al Atlético de Madrid a vivir sus mejores años en el último lustro. 

Llegado en 2007 al Atlético de Madrid, la mayoría de los aficionados colchoneros recuerdan mayormente sus dos exitosas últimas temporadas entre 2012 y 2014, con Simeone como entrenador.

En esas dos temporadas, Diego Costa marcó 57 goles y ganó una Copa del Rey (2012-2013), así como la primera Liga del Atlético en veinte años (2013-2014).

El delantero internacional —español— sufrió en esta última temporada su mayor decepción al caer lesionado en la final de la liga de Campeones contra el Real Madrid de 2014, apenas diez minutos después de iniciarse el encuentro.


Costa llegaba a este encuentro tocado, pero Simeone decidió, en una muestra de su confianza en el jugador, alinearlo en el once inicial de un partido que los rojiblancos perderían en la prórroga.