•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El mánager de los Marineros de Seattle, Scott Servais, destacó la actuación del lanzador nicaragüense Erasmo Ramírez, del pasado viernes, cuando enfrentó a los todopoderosos Indios de Cleveland, dueños de la racha más larga de triunfos en la historia de las Grandes Ligas, solo empatados con los Gigantes de Nueva York de 1916.

En una entrevista concedida al reportero de MLB, Josh Horton, Servais afirmó que Erasmo es poseedor de una “filosofía pragmática en cada salida, que se puede ver en el enfoque que el lanzador presenta cada vez que sube a la lomita”. Y es que el rivense demostró mucho de ese enfoque en el partido ante Cleveland, permitiendo una carrera y tres hits en ocho entradas, ponchando a diez rivales, sin permitir que un jugador se embasara después de haber aceptado un jonrón en el tercer inning. Los ocho capítulos y los diez ponches fueron registrados contra un equipo que había ganado 27 de sus últimos 28 juegos.

“No hemos tenido una salida como esta desde hace bastante tiempo”, dijo Servais. “Conseguir esto durante ocho entradas contra un equipo con tanto talento. En realidad, todo comienza con el picheo. El trabajo de Erasmo en el montículo fue increíble. Mantuvo su conteo de lanzamientos bajo control. Siguió atacando. Él y el receptor Carlos Ruiz, pensé, hicieron un gran trabajo en conjunto para la planificación de juego y durante el juego. Y él (Erasmo) lo mezcló todo bien. Todo se inicia con él”, dijo el mánager.

“Erasmo ha logrado afinar sus cuatro principales lanzamientos (bola rápida, rápida de cuatro costuras, slider y cambio de velocidad) pero no solo eso, ha logrado mezclarlos a la perfección y eso lo demostró en el juego del viernes”, consideró el timonel de los Marineros de Seattle.

Ruiz destaca su labor

“Hizo muchos lanzamientos de primera fila para levantar temprano el conteo, y su cortador estaba trabajando dentro y fuera”, manifestó por su parte Carlos Ruiz. “Demostró muy buena secuencia, tuvimos una gran sensación a lo largo de todo el juego, y eso fue enorme. En la primera entrada estaba usando un montón de cambios, y después de eso trató de mantenerse alejado de los cambios y trabajó con el cortador”, dijo el receptor de  Seattle.

Contra los Indios de Cleveland, Ramírez superó la barrera de los cien fulminados por la vía de los strikes, siendo la segunda temporada que lo logra, tras haberlo conseguido en el 2015, durante su primer año con los Rays de Tampa Bay, eliminando en ese período a 126 bateadores por esa vía. De los nueve bateadores que se pararon frente al lanzador pinolero, ocho fueron ponchados, el único que se escapó fue Carlos Santana.

“Lo grande que hizo fue ir hacia el norte y el sur”, dijo Servais. “Él subió su bola rápida y consiguió que el cambio de velocidad cayera. En la mayor parte de la temporada, Erasmo ha sido uno de nuestros jugadores más consistentes desde que lo adquirimos y hemos conseguido que él construya un repertorio de muy buenos lanzamientos”, aseveró el mánager.

Le puede interesar:  Erasmo a cerrar fuerte

Contra Cleveland, el pícher nicaragüense logró su quinta apertura de calidad vistiendo el uniforme de los Marineros. Antes de enfrentar a los Indios, equipo que antes de la jornada de ayer tenía balance de 96 triunfos y 57 reveses, Ramírez había tenido una de sus presentaciones más flojas desde que Seattle lo adquiriera desde los Rays de Tampa, aguantando únicamente cuatro innings, permitiendo seis carreras contra los Astros de Houston, conjunto que le propinó su sexta derrota del año.