•   Guadalajara, México  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

¡Cómo excitan los cierres de temporadas! Ya lo he dicho, y ahora lo repito: nunca le hice swing a eso de agregar un comodín porque me pareció una aberración. Un equipo de segunda línea, clasificando directamente para la postemporada. Ah, pero finalmente, la fuerza de la costumbre doblegó nuestros desprecios a esa extraña variante, que llegó a producir equipos ganadores de Series Mundiales sin ganar su división, como Marlins y Angelinos. Es por eso que cuando se decidió introducir un segundo comodín, consideré que era el colmo, aunque no por eso iba a ser un “exiliado” del beisbol. Era natural preguntarse: ¿Hasta dónde pensaban deteriorar las valoraciones posicionales pensando en el engrandecimiento del negocio?

Sin embargo, en el beisbol actual, los comodines se han convertido en una gran atracción, tanto, que no importa ver a líderes divisionales con ventajas de 20 juegos, como los Nacionales, o 17 como Indios y Astros, porque en la postemporada estarán en riesgo de ser decapitados por equipos que se mantuvieron navegando en el mar de la mediocridad. Nunca imaginé ver con posibilidades a equipos distanciados 17 juegos del puntero como se encuentran Minnesota, Angelinos y Texas en la Americana, y Colorado, un tercer lugar separado 15 de los líderes Dodgers en la Nacional. Pero es lo que estamos viendo, mientras giramos alrededor de la intriga: ¿Quiénes sobrevivirán? Algo que ustedes y yo quisiéramos saber.

Crecí viendo al mejor equipo de la Liga Americana hacerle frente al mejor de la Liga Nacional en cada una de las Series Mundiales. No se habían ramificado las ligas en divisiones, no habían seis ganadores diferentes, y menos, espacio para que segundos lugares, y hasta terceros, metieran sus narices en ese alboroto llamado postemporada. Ahí estaban siempre, los dos mejores equipos sin sombra de duda. El deporte puro encima del negocio. Ese es tiempo pasado. Y no voy a negar que estoy disfrutando todas las transformaciones. Así que subamos a la montaña rusa.

En busca de sobrevivientes

¿Flaquearán los Medias Rojas? Poco probable. La ventaja de  cuatro juegos sobre los Yanquis con Chris Sale fabuloso en busca del Cy Young, Pomeranz ofreciendo un aporte estupendo, y tanto Porcello como Price reaccionando, parece estar asegurada. No se espera un derrumbe estrepitoso de este equipo… ¿Los Yanquis primer comodín? Pueden atreverse a ponerle sello con cinco victorias más que los Gemelos y 9 sobre Angelinos y Rangers. Pese a la inseguridad de Tanaka, tienen más pitcheo que sus retadores… ¿Quién segundo comodín en la Americana? Minnesota, con solo un bateador de 30 jonrones y 80 empujadas, Brian Dozier, y un ganador de 15, Erwin Santana, es perseguido a prudente distancia por Angelinos, Rangers, Rays de Tampa y Reales de Kansas. Pueden sostenerse los Gemelos y enfrentar a los Yanquis en un duelo de vencer o morir.

¿Se salvarán los Rockies? Con los Marlins borrados pese a la furia de Stanton, Ozuna y resto de aporreadores, y Cerveceros junto con Cardenales en pie de guerra en el sector central de la Liga Nacional detrás de los Cachorros líderes por 4.5 juegos, el equipo de Colorado con un triunfo más que sus amenazas (82-81), pero con cuatro derrotas consecutivas en un momento cumbre se ve en un peligro inminente. Sin un ganador de 12 juegos, impulsado por los cañones de Arenado y Blackmon, los Rockies deberán hacer un esfuerzo extremo para sobrevivir… ¿Quién el más ganador entre los líderes? Los debilitados Dodgers con 97 triunfos, tienen ventaja de solo uno sobre los Indios que registran 27 victorias en sus últimos 29 desafíos, y tres encima de los Astros. Resulta fácil inclinarse por el equipo de Cleveland al ritmo de Francisco Lindor.

Marcas bajo amenazas 

¿Podrá Aaron Judge tumbar a McGwire y establecer nuevo récord jonronero para un novato? Con 46 vuela cercas y cerrando fuerte, el cañonero de los Yanquis, súper motivado, puede ser capaz de los cuatro que necesita en nueve juegos, si no es estrangulado por la presión. Yo creo que puede… ¿Y Giancarlo Stanton en busca de ser el sexto bateador de 60 jonrones en una campaña? A cuatro estacazos de la gran cifra, con ese poder descomunal y el deseo que lo impulsa, lo veo factible… ¿Hasta dónde llegará el novato de los Dodgers Cody Bellinger, que con un mes de recorte por tardío debut y problema muscular, ha disparado 39 cuadrangulares? Podría estar disparando tres más para alcanzar la cifra de 42, dejando abierta otra interrogante para discusiones inútiles: ¿Y si hubiera estado en los 29 box scores que se perdió? Quizás estaría retando a Judge.

Lea: Crawford: “Quiero demostrar lo que soy capaz de hacer”

¿Cuántos ganadores de 20 juegos? Tenemos a seis ganadores de 17 juegos, uno de ellos con cinco semanas fuera de acción, Clayton Kershaw, así que no hay tiempo. Será otra de esas raras temporadas sin pitcheres de 20 triunfos… ¿Quiénes conseguirán los Premios Cy Young del 2017? Si Kershaw retiene el liderato en efectividad en la Nacional, y comparte el de triunfos o lo obtiene, podría superar a Zack Greinke y Zack Davies, consiguiendo su cuarto Cy Young, en tanto en la Americana, la batalla entre Corey Kluber de los Indios y Chris Sale de los Medias Rojas, debe decidirse en esta recta final. El que parpadee pierde… ¿Quiénes Más Valiosos? Francisco Lindor, el short boricua, bujía permanente encendida en los Indios, llama mucho la atención en la Americana sin cifras escandalosas, pero con una incidencia mayúscula, y en la Nacional, de llegar a 60 Giancarlo Stanton y mostrar el subliderato en empujadas, parece ser una buena escogencia.

Obviamente, hay más intrigas cabalgando en esta recta final de las mayores mientras el venezolano José Altuve,  convertido en una certeza, asegura su tercer título de bateo en los últimos cuatro años, pero se nos acabó el terreno de las mil palabras. Así que, a sentarnos frente a la pantalla en la butaca de las expectativas.