•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

De repente José “El Danto” Pérez ha resucitado su carrera de forma sorprendente. Antes de su alejamiento del ring tras sufrir un nocaut estrepitoso ante Dixon Flores y atravesar serias dificultades por una lesión en su mano derecha, la cual tuvo que ser sometida a reparación en un quirófano, “El Danto” ya era una figura en proceso de ebullición, no obstante, este par de situaciones negativas en su carrera hicieron creer que no volvería a ser el mismo.

Este domingo en la cartelera de Búfalo Boxing que abrió el maratón boxístico celebrado en el gimnasio Nicarao, “El Danto” fulminó a Oscar Amador (9-7, 1 nocaut) en tres asaltos, mostrándose imperial por segunda ocasión consecutiva. Este es su segundo triunfo seguido en menos de un mes, pues a inicios de septiembre también noqueó a Moisés Olivas. Lo que impresiona de Pérez es que su resurgimiento ha sido en 130-135 libras, una categoría muy superior en la que está haciendo carrera, las 118.

A pesar de no tener la contextura física para un peso como las 130 libras, Pérez ha sustentado esa carencia con su potencia y poder. Puede que se vea más pequeño, pero cuando golpea a los rivales hay una clara evidencia de que les supera en punch, de manera que no es casualidad que haya ganado sus últimos dos pleitos por nocaut. Con el triunfo de ayer, “El Danto” mejoró su foja a 18 victorias (14 nocauts) y solamente una derrota.

Yamil se impone

En el combate semiestelar, Yamil Acevedo (13-1-1) derrotó a Eliecer Lanzas por decisión dividida, en un pleito pactado a 7 asaltos en 132 libras. Un juez vio ganar a Lanzas 77-75, mientras los otros dos otorgaron el triunfo a Acevedo (79-72, 77-74). El pleito no cumplió con las expectativas previas, no hubo una lluvia de golpes, se respetaron demasiado, lo que provocó cierta impaciencia del público pues estaban hambrientos de acción.

En otros resultados, Eliecer Gazo venció a Byron “Sambita” Castellón por decisión mayoritaria, un resultado que debió ser unánime pues Gazo hizo lo justo y necesario para ganar de forma amplia, sin objeciones. La pelea se realizó en 106 libras a 6 asaltos. Hermogenes Castillo le ganó Alexander Taylor por decisión unánime en supermosca. Daniel Mendoza no tuvo problemas para imponerse a Juan Manuel Pérez por unanimidad.  Ernesto Irías se llevó los honores ante David Hernández por decisión dividida y Héctor Herrera derrotó a Luis González por decisión unánime.