•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Escudriñando el trabajo de Cheslor Cuthbert esta temporada en Grandes Ligas, no es complicado percatarse  de que este fue un año difícil para él, sobre todo por la cuestión de ser o no ser titular. Sin embargo, una vez pasada la página de esta campaña, debe poner su enfoque en la temporada del 2018, año en el que tendrá, de concretarse algunas salidas de jugadores estelares de los Reales de Kansas City, mayor oportunidad de ser el pelotero titular de equilibrio atractivo que fue en el 2016, su mejor año en el máximo nivel del beisbol mundial. 

En este 2017 Cuthbert participó en 58 de los 161 juegos que realizaron los Reales y solo en 36 apareció en la alineación titular. En total, el costeño tuvo 143 turnos al bate y conectó 33 imparables, en una temporada en la que le fue difícil conseguir la consistencia que le permitiera lograr mejores registros, resumiendo un promedio de .231, 18 carreras remolcadas y dos cuadrangulares. 

En el 2016, año en el que jugó 128 juegos y tuvo 475 turnos oficiales, aprovechando la lesión de Mike Moustakas, Cheslor bateó para .274, conectó 12 jonrones y empujó 46 carreras, demostrando que cuando se le da la oportunidad de entrar en ritmo, manteniéndose en una actividad constante, puede alcanzar mejores resultados.  

El 2018 podría ser su año

La próxima temporada podría ser clave para la carrera de Cuthbert, pues se presume que habrá una serie de movimientos en el infield de los Reales que le abriría una oportunidad de establecimiento. Los estelares Erick Hosmer (primera base), Mike Moustakas (tercera base), Lorenzo Cain (jardinero) y Alcides Escobar (short stop) pasarían a ser agentes libres. De todos ellos, a quien menos posibilidades de retener tiene Kansas City es Mike Moustakas, quien realizó una temporada impresionante y quien está en la mira de equipos como los Yanquis de Nueva York.

La salida de Moustakas dejaría mayor espacio en la tercera base a Cheslor, quien ya le demostró a la dirigencia del equipo que tiene grandes habilidades defensivas y que siendo constante en el cajón de bateo puede conseguir mejores números ofensivos. Claro está que de salir Mike, Cuthbert, que cometió seis errores en el año, deberá ganarse la titularidad en el spring training y ahí podría encontrar resistencia en la figura de Hunter Dozier, quien este año estuvo en Triple A, pero en el 2016 tuvo por un tiempo en el equipo grande.   

De concretarse estos movimientos, todo estará en dependencia del trabajo que Cuthbert realice en los entrenamientos primaverales. De tal forma, su establecimiento como jugador titular  estará en sus manos