• |
  • |
  • END

PORTO ALEGRE / AFP
La selección de fútbol de Brasil tuvo el lunes su primera práctica para el duelo del miércoles en Porto Alegre (sur) ante Perú, por eliminatorias mundialistas, con la esperada vuelta del astro Kaká y la baja del lateral Maicon, que no será de la partida.

Tras viajar a Porto Alegre desde Quito, donde Brasil empató 1-1 con Ecuador el domingo por la undécima fecha del Premundial, una parte de los brasileños trabajó desde el final de la tarde en el espléndido campo del estadio de la Pontificia Universidad Católica de Río Grande do Sul (PUC).

Mientras los que jugaron ante Ecuador descansaron y estuvieron relajándose en las piscinas cerradas del complejo, los suplentes realizaron un movimiento intenso en campo disputando un juego ante un equipo juvenil del Gremio local.

Los auriverdes reciben al farolillo rojo Perú en el estadio Beira Río, donde se prevé lleguen más de 50.000 'torcedores'. Si bien Dunga hizo misterio con la posible alineación, se espera que los únicos cambios sean la vuelta de Kaká y la ausencia de Maicon.

Kaká, que no viajó a Ecuador y permaneció en Porto Alegre para realizar un tratamiento físico y fisioterapia, participó del movimiento en buena forma, sin exhibir molestias y con movilidad permanente para la marca como el ataque.

El 'Bambino' sufría molestias tras una contusión que tuvo en febrero en su pie izquierdo jugando en la Liga italiana, pero el técnico Dunga, y luego de la práctica el propio jugador, aseguraron que estaba recuperado y en condiciones de jugar. La duda es cuánto tiempo estaría en campo.

Dunga dijo que el astro del Milan "tiene condiciones de juego, solo que no se sabe por cuanto tiempo podrá jugar".

A su vez, Kaká indicó en rueda de prensa que "luego de este entrenamiento vi que tenía condiciones de juego, pero no sé por cuanto" y ratificó que "contra Ecuador no tenía condiciones realmente, por el dolor, hoy sí estoy mejor".

"Voy a hacer lo posible, si tuviera condiciones, para jugar los 90 minutos", sostuvo el volante, pieza vital para la generación de fútbol de Brasil, que cada vez que no juega siente mucho su ausencia.

Luego del pobre desempeño en Quito, donde igual logró arrancar el empate, la exigente 'torcida' brasileña reclama un claro triunfo ante los peruanos, casi con un pie fuera de Sudáfrica.

"Siempre existe obligación de ganar en casa, creo esa situación se generó por todo lo que el fútbol brasileño ganó", indicó a los medios Kaká, que dejaría afuera a Elano (Manchester City, Inglaterra) para acompañar al intermitente Ronaldinho Gaúcho (AC Milán).

A su vez, Maicon, que sufrió una lesión muscular en el primer tiempo ante Ecuador, pasó a realizar un tratamiento de recuperación en Porto Alegre. "El está afuera, entrará Daniel Alves (FC Barcelona)...", señaló Dunga.


Dunga también dijo que en Porto Alegre, Brasil debe hacer otro juego: "Allá (en Quito) estaba la altitud, que dificulta las cosas, aquí sabemos que jugando en casa la obligación es ganar", subrayó.