• |
  • |
  • END

A pocos días de que se realice el sorteo que definirá a los grupos para la Copa de Oro, el técnico de la Azul y Blanco, Otoniel Olivas, expresó su deseo de enfrentar a uno de los equipos grandes de la Concacaf: México, con todo el nivel y tradición que significa esta selección que lucha por su pase al Mundial Sudáfrica 2010.

“¿Para qué andar capeando el bulto, por qué no México?”, dijo Otoniel, mientras agregaba, “para nosotros sería una motivación extra porque tendríamos de rival a un equipo con tanta historia en el fútbol y con un nivel que se le reconoce en el mundo, por lo que sacarle un buen resultado sería más mérito para nosotros”.

Es un hecho, los mejores equipos de la Concacaf, Estados Unidos, México o Canadá serán cabeza de serie de los grupos para este sorteo que se hará a comienzos de abril.

“No quiero sonar prepotente diciendo esto, pero es que tenemos que medirnos a alguno de ellos, y eso no lo podemos evitar, y siendo así prefiero a México antes que Estados Unidos o Canadá. Claro, tenemos que prepararnos duro para cualquiera, entrenando fuerte para tener cómo sortearlos todos los partidos que serán difíciles”.

“México tiene excelentes jugadores, mucho peso futbolísticamente hablando, pero por qué pensar en querer evitar a los mejores. Este equipo con disciplina ya se demostró que puede lograr muchas cosas, todo es que nos preparamos bien y para eso va a ser clave el fogueo fuerte y la preparación de un mes en Brasil”, expresó.

La Azul y Blanco continuó ayer sus entrenamientos en el Estadio Nacional en la UNAN-Managua, y en medio de algunas ausencias por lesión o permiso, cada día se ha compactado más el grupo incluyendo a Gerardo “Tito” Moreira, el nica que llegó desde Texas para tratar de ganarse un puesto en el equipo.

Para mañana se prevé un amistoso con el club de Segunda División, Chinandega F.C., que podría ser clave para evaluar a Moreira quien tiene que marcharse esta semana a Estados Unidos para incorporarse a su trabajo.

“A mí no me gustaría ser injusto con él, tomar una decisión de convocarlo o no más adelante sólo con seis días que lo veré. Voy a sugerirle que si puede hacer el sacrificio de estar en la Selección, que venga más adelante para verlo más, podría ser unas tres semanas antes de viajar a Brasil con toda la Selección”, concluyó Olivas.