•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Aquel dicho popular de que “hijo de tigre sale rayado” no es más que una evidente realidad en la historia de Juan Carlos Urbina, el destacado artillero de los Indios del Bóer en el Germán Pomares, y Juan Carlos Urbina Jr., el cuarto bate de la selección sub-10 que recientemente conquistó la medalla de oro en el Campeonato Panamericano en Reynosa, México. 

Se trata de la historia del papá que desde que supo del nacimiento de su hijo lo visionó como un gran beisbolista. “Mi anhelo como padre y pelotero siempre fue verlo jugar, y gracias a Dios el sueño se me ha hecho realidad. Cuando él era aún muy pequeño yo le ponía un guante y le tiraba la pelota para que aprendiera a atraparla. Recuerdo que le daba un bate y le enseñaba cómo agarrarlo, fue así como empezó a apasionarse por este deporte que tantas cosas buenas me ha dado”, contó Juan Carlos, mientras observaba a su hijo con la presea dorada guindando en su cuello.

“Me siento orgulloso de mi muchacho, de su gran trabajo con la selección y de haberlo visto jugar todos los días dando su mejor esfuerzo para contribuir al equipo. Me alegró mucho verlo como cuarto bate, eso es motivo de mucho orgullo”, dijo Urbina, pelotero reconocido a nivel nacional por su gran capacidad para producir carreras. 

Su mayor admirador

“Yo me siento orgulloso de mi papá, me gusta mucho verlo jugar, creo que soy su principal admirador”, dijo el pequeño Urbina, añadiendo que “cuando entrenamos juntos, que es casi todos los días, aprendo muchas cosas que él me enseña, porque él es un gran jugador”. 

Juan Carlos Jr., que tiene como principal sueño llegar a Grandes Ligas y no duda en señalar como su jugador favorito al jonronero de los Yanquis de Nueva York, Aaron Judge, contó que tras la victoria sobre México en la final del Campeonato Panamericano su papá lo llamó. “Me dijo que estaba orgulloso de mí y que me felicitaba por el gran trabajo que había hecho con la selección, me alegró mucho escucharlo en ese momento”, confesó el pequeño, que también fue parte de la selección sub-10 que el año pasado ganó el panamericano realizado en Managua.