•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Primera batalla por el banderín de la Liga Americana: Astros 2- y Yanquis 1. El jonrón de última hora disparado por Greg Bird, provocó un susto tardío. Así que los pronósticos comienzan a mostrar el brillo de la certeza, pero esto apenas comienza.

El pitcheo sereno anula punch del zurdo Dallas Keuchel, el bateo de tacto con el agregado de rapidez en las bases, los hits impulsadores de Carlos Correa y Yulieski Gourriel, el gran disparo de Marwin González para sacar un out mata ilusiones, y la presencia del volátil José Altuve, fueron los factores que le facilitaron a los compactos Astros de Houston, adelantarse en la serie por el banderín de la Liga Americana, imponiéndose 2-1 a los Yanquis. Los Astros saltaron con su agresividad sobre el abridor japonés Masahiro Tanaka, sacándole provecho a su único parpadeo en el cierre del cuarto episodio estableciendo la diferencia, finalmente irreversible, haciendo valer su favoritismo. A lo largo de siete entradas, Keuchel funcionando eficazmente como estrangulador, soportó 4 imparables, ponchó a 10 entre los 21 outs realizados, obvió el error de Altuve y solo otorgó un boleto a Judge sin consecuencia.

Astros golpean

Keuchel fue asustado por tres batazos consecutivos en el inicio del cuarto inning. El fildeo relampagueante y acrobático de José Altuve en segunda, le roba un hit a Didi Gregorius, de inmediato, el hit de Starling Castro, y el gran batazo de Aaron Hicks a las profundidades del jardín central fildeado en forma estupenda por Springer. Alrededor de su cuarto cero, el zurdo de los Astros quedó viendo su escopeta. Pero fue el equipo de Houston el que sacó provecho a base de tacto y velocidad, del primer momento de flaqueza mostrado por el japonés Tanaka. Dominó a Reddick, para su décimo retirado consecutivo, y Altuve hizo valer su rapidez con un infield hit por segunda, lanzándose exitosamente al robo de segunda. Posición amenazante que se convierte en la primera carrera del juego por el hit hacia la izquierda de Carlos Correa. Roletazo de González facilita el avance de Correa y roletazo humeante de Yulieski Gourriel al centro, aumenta la diferencia 2-0 a favor de Houston.

Amenazas nada más

Los Yanquis intentaron contragolpear lo más pronto posible y metieron a Keuchel entre las brasas en el inicio del quinto con hit abridor de Aaron Hicks y un error de fildeo de Altuve, que se apuró mucho buscando realizar un doble play, tocando al corredor y tirando. Dos circulando sin out, le da forma a una situación de presión alta, pero Keuchel recuperó confianza dominando a Todd Frazier  y ponchando a Gadner, antes de llevar al conteo completo al decrecido Aaron Judge. Más interesado en hacer conectado que en empujar la pelota lejos, Judge recortó su swing y disparó hit al jardín izquierdo. Marwin González vino hacia delante y apretó el gatillo enviando la pelota hacia el plato para sacar out a Bird. La revisión lo confirmó y la amenaza quedó en nada.

En el octavo, frente al inseguro bullpen de Houston, los Yanquis volvieron a presionar con dos circulando por boletos cedidos por Devinski y Giles. Después de fallar Judge con uno a bordo, Gregorius estaba frente al plato con dos circulando. El artillero de tres jonrones en esta postemporada, se ponchó en el turno que pudo cambiar el desenlace del juego, y los Astros tomaron ventaja. Los 14 ponches yanquis, solo uno de Judge y tres de Sánchez, fueron un certificado de inutilidad. El jonrón de Bird no fue propiamente un síntoma de rebeldía.