•   Barcelona, España  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Barcelona derrotó 3-1 a un correoso Olympiacos griego ayer en un partido de la tercera jornada de la Liga de Campeones, para hacer un pleno de tres victorias en tres partidos, con lo que empieza a ver ya muy de cerca los octavos de final.

El defensa del Olympiacos Dimitris Nikolaou adelantó al Barcelona con un gol en propia puerta (18), antes de que Leo Messi hiciera el 2-0 de falta (61) y Lucas Digne remachara el 3-0 (64).

Nikolaou se resarció en el 89 al marcar de cabeza el gol del honor griego, en un partido que el Barsa acabó jugando con diez por la expulsión de Gerard Piqué por doble amarilla (43).

En un noche lluviosa, que dejó al Camp Nou medio vacío, el Barcelona aprovechó la ocasión para desplegar una gran pancarta en la que pidió “diálogo, respeto y deporte” para solucionar la tensa situación política en Cataluña antes del inicio del encuentro.

Pleno de victorias 

El Barcelona con esta victoria lidera con autoridad el grupo D con tres puntos sobre la Juventus (6), que ganó ayer 2-1 al Sporting de Lisboa.

El equipo azulgrana fue prácticamente el único sobre el césped del Camp Nou, ante un Olympiacos que se limitó a cerrarse atrás para evitar llevarse una goleada.

El equipo griego, farolillo rojo de llave, apenas inquietó la portería defendida por Marc André Ter Stegen en contadas salidas al contraataque.

El Barcelona dominó ampliamente, recuperando rápido los pocos balones que intentaba controlar el equipo griego, que para más desgracia acabó metiéndose un gol en su propia puerta.

Deulofeu centró desde la derecha y Nikolaou en su intentó de impedir que el balón llegara a Luis Suárez, despejó al interior de su propia portería (18). 

El Barsa siguió empujando, pero se encontró con buenas intervenciones del portero belga del Olympiacos Silvio Proto.

En el 32, el meta le ganó un mano a mano a Leo Messi, que ayer no acabó de encontrarse a gusto en el terreno de juego.

Piqué expulsado 

El argentino se metió poco después en el área, recortó y soltó un tiro que volvió a taponarle Proto (36).

El goleador argentino tendría que esperar al segundo tiempo para perforar la portería contraria, botando una falta por encima de la barrera (61), que supondría su gol 100 en competiciones europeas.

En ese momento, el Barcelona ya jugaba con diez tras la expulsión de Piqué, que en el 43 empujó con el brazo un balón a las redes griegas viendo la segunda amarilla y la consecuente expulsión.

Al inicio del segundo tiempo, Valverde sacó a Deulofeu para meter a Javier Mascherano para dar más solidez a un equipo en inferioridad numérica (46).

Los azulgranas empezaron renqueantes la segunda mitad, pero tras el gol de Messi, el Barsa se animó y vivió algunos de sus mejores momentos.

En el 64 volvió a aparecer Messi para irse hasta la línea de fondo, recortar y enviar un balón atrás que acabó cazando Digne en la esquina del área para cruzar el balón, haciendo el 3-0.