•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La lista de nombres más esperada en los últimos días en Nicaragua se conoció ayer. Los diez jugadores que harán historia al convertirse en los primeros en disputar un partido en el nuevo Estadio Nacional Dennis Martínez fueron presentados por el mánager Julio Sánchez, un mes después del inicio de los entrenamientos de la preselección y a poco más de un día de realizarse el primero de tres desafíos contra el combinado de Taiwán, serie con la que se dará por inaugurado el nuevo coloso del beisbol nacional. 

Si se toma como referencia lo dicho en días anteriores por el mánager Julio Sánchez, que pensaba darle a los más veteranos de la preselección el privilegio de ser los titulares en la jornada inaugural, entonces no es una sorpresa la alineación presentada ayer por el timonel y su cuerpo técnico, en la que el único pelotero joven es Omar Obregón, quien además pasará a la historia como el primer nicaragüense en batear en la nueva infraestructura deportiva.  

Wilton, indiscutible

Tal y como se había anunciado días atrás, el abridor será el leonés Wilton López, el mejor tirador disponible en el combinado nacional ante la ausencia de los tiradores de Grandes Ligas Juan Carlos Ramírez y Erasmo Ramírez. Wilton, quien estuvo seis temporadas en el mejor beisbol del mundo, acumulando 16 victorias y 17 derrotas, con el agregado de una efectividad de 3.54 y 11 juegos salvados, escribirá su nombre en las páginas de la historia del beisbol nacional como el primer pícher que tuvo acción en el nuevo estadio, la infraestructura deportiva más impresionante en la historia del país.  

No había forma de negarle el privilegio a Wilton, un tirador de gran experiencia que se mostró dominante en la pasada edición del Campeonato de Beisbol Superior Germán Pomares Ordóñez, en el que fue el lanzador más valioso de la campaña por liderar el departamento de victorias con 15 (5 derrotas) y el de ponches con 125 en 143 entradas, además de haberse situado séptimo en efectividad con un registro de 2.52.

Según lo informado, luego de que Wilton complete cuatro episodios de labor, será relevado por el chavalo Leonardo Crawford, el talentoso, Junior Téllez, y los experimentados Berman Espinoza, Elvin García y Jorge Bucardo, respectivamente.

Infield seguro

El encargado de recibir los disparos del tirador leonés será Janior Montes, un receptor de gran experiencia y demostrada calidad que suele tener grandes momentos como bateador. El primera base será el veterano Sandor Guido, un hombre de gran defensa y que está en la postrimería de su carrera. El segundo costal será defendido por Elmer Reyes, un artillero probado en el beisbol organizado y que además de una buena ofensiva representa seguridad cuando de defender se trata. 

La zona de las paradas cortas será custodiada por el chavalo Omar Obregón, quien viene de jugar en la categoría Doble A con los Bravos de Atlanta y goza de muy buenos recursos defensivos. La tercera almohadilla será responsabilidad de Ofilio Castro, pelotero de muy buena defensa y de gran calidad en el cajón de bateo.

Jardineros probados

El jardín central será protegido por el costeño Dwight Britton, destacado defensor y tremendo bateador. Defender el jardín derecho será tarea de Jilton Calderón, el artillero de Carazo que ya ha demostrado su potencial guante y madero en mano. Custodiar la pradera izquierda será el trabajo de Renato Morales, veterano de buena cobertura y destacada incidencia como bateador.

El designado

Este rol le fue otorgado al costeño Darrel Campbell, considerado por muchos como el mejor bateador de la actualidad en el beisbol nacional. Campbell, a quien le es una costumbre aparecer entre los mejores artilleros año con año gracias a sus excelentes promedios ofensivos, se caracteriza por su agresividad cuando está en el cajón de bateo y su escogencia es un gran acierto.