•   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los Dodgers de Los Ángeles se metieron en la Serie Mundial, luego de 28 años al conseguir ayer el banderín de la Liga Nacional, con una sólida actuación sobre los Cachorros de Chicago a quienes vencieron 11-1 en el quinto juego de la serie que culminó en Wrigley Field de Chicago, hogar de los ahora excampeones.

El equipo de Los Ángeles comenzó el ataque desde temprano ante los envíos del abridor José Quintana cuando en la misma primera entrada Colly Bellinger conectó un doblete por la esquina del jardín derecho que trajo al plato al corredor Chris Taylor quien había recibido base por bola.

En la parte alta de la segunda entrada el boricua Enrique ‘Kike” Hernández le otorgó la segunda vuelta a los Dodgers con un cuadrangular solitario. La ofensiva de los Dodgers siguió latente en el tercer acto cuando Chris Taylor conectó doblete profundo pegado a la línea del jardín izquierdo para luego ser impulsado por imparable de Justin Turner. Luego Cody Bellinger aportó con otro sencillo en la fatídica entrada para el zurdo Quintana que no encontraba forma de controlar el bateo azul. Así las cosas le llegó el turno al cubano Yasiel Puig quien conecto hit entre segunda para llenar las bases lo que sentenció la estadía de Quintana en el montículo.

El derecho Héctor Rondón fue el llamado para apagar el fuego dejado por Quintana y comenzó bien, ya que sacó el primer out mediante un bombo de Logan Frosythe. No obstante, el turno le llegaba a Kike Hernández quien no perdonó un cómodo envío del venezolano para sacudir su segundo cuadrangular del juego en un gran slam que le sacó los suspiros de lamento en las gradas del Wringle Field.

En la cuarta entrada los Cachorros enviaron a John Lackey en sustitución de Rodón. Fue entonces que Logan Forsyhe pegó un doble por el predio del izquierdo para impulsar a Cody Bellinger y a Yasiel Puig para subir el marcador 9-0. Los Cachorros tuvieron una reacción con un cuadrangular de Kris Bryant en la parte baja del cuarto acto para marcar su primera carrera del encuentro (9-1).

Así las cosas, los Cachorros intentaban sin éxito quebrar el control del estelar lanzador Kleyton Kershaw, mientras el dirigente de los locales movía su montículo buscando contener la ofensiva Dodgers.

Ya para el séptimo, el ambiente en el dugout Dodgers era de alegría. Con el juego abierto no había necesidad de sobrecargar al estelar lanzador Kershaw por lo que el piloto Dave Roberts ordenó su remplazo por Kenta Maeda.

Trueno de Hernández

Pero el poder ofensivo de los Dodgers no se detuvo ahí. Junto en la novena entrada, y con la suerte prácticamente echada,  el boricua Henrique ‘Kike” Hernández volvió a sorprender a todos al disparar su tercer cuadrangular de la noche para impulsar al cubano Yasiel Puig quien venía de conectar imparable.

Ya con el juego 11-1 la cuesta lucía muy empinada para los Cachorros quienes intentaban meterse de nuevo a juego ante una fiel asistencia que no los abandonó hasta el final. La suerte ya simplemente estaba echada a favor de los californianos que volvieron a demostrar la ofensiva y gran pitcheo que los ha destacado durante toda la campaña.