•   Londres, Inglaterra  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El Mánchester City, que se salvó por un gran papel de Claudio Bravo en la tanda de penales, y el Arsenal, que se impuso en la prórroga, sufrieron este martes ante equipos de segunda división pero pudieron finalmente acceder a cuartos de final en la Copa de la Liga inglesa, mientras que el Mánchester United se clasificó con más autoridad.

El City se asomó al abismo, sin poder pasar del 0-0 en casa ante el Wolverhampton, pero la fortuna le sonrío en los lanzamientos desde los once pasos (4-1), con lo que los hombres de Josep Guardiola, líderes destacados de la Premier League, continúan adelante en la competición.

El arquero chileno Claudio Bravo se reivindicó en la tanda de penales, deteniendo dos lanzamientos. El portero de la Roja ya había brillado durante el tiempo reglamentario, con varias intervenciones providenciales para que los suyos no fueran batidos.

"Claudio Bravo nos dio el pase. Me alegro mucho por él, por cómo se entrena. Tuvo una buena actuación. La temporada pasada no fue sencilla para él, pero es un portero de mucho nivel", aplaudió el entrenador del City, Josep Guardiola.

A punto estuvo también del desastre el Arsenal, que necesitó la prórroga para imponerse por 2-1 al Norwich City, de la segunda división.

Josh Murphy adelantó al Norwich en el minuto 34 y el equipo mantuvo la sorpresa casi hasta el final, cuando el joven de 18 años Edward Nketiah puso el 1-1 en el 85 y forzó la prórroga. Allí, un tanto de cabeza del propio Nketiah, en el 96, dio la victoria a los Gunners.

Los dos goles del equipo de Arsène Wenger llegaron en saques de esquina.

- Mánchester United, sin problemas -

Con muchos menos apuros, y eso que su rival era de la primera categoría, selló su pasaje el Mánchester United, defensor del título, que ganó 2-0 en Swansea.

Jesse Lingard anotó los dos goles del Manchester United. Foto: AFP/ENDEl protagonista de la noche para los 'Red Devils' fue Jesse Lingard, autor de los dos tantos para el equipo de José Mourinho: primero en el 21 culminando un contragolpe tras recibir de Marcus Rashford y luego en el 59, de cabeza a centro del italiano Matteo Darmian.

"Siempre tuvimos el partido controlado. Estoy contento con la actuación colectiva del equipo y con la individual", declaró Mourinho.

Las palabras del portugués contrastan con las del pasado sábado, cuando reprochó a sus hombres falta de actitud tras caer 2-1 ante el Huddersfield en la Premier.

El colista de la Premier League, el Crystal Palace, quedó por su parte eliminado al caer goleado 4-1 por el Bristol City, de la segunda categoría.

El miércoles será el turno para el Chelsea y el Tottenham, dos de los favoritos, que se medirán a equipos a la deriva.

Los Blues reciben en Stamford Bridge a un Everton que acaba de destituir al entrenador holandés Ronald Koeman, después de un inicio de temporada catastrófico (18º en su liga).

Por su parte, el Tottenham se mide a un West Ham que es 16º en la Premier League, igualado a puntos con el Everton.

"Siempre hay tres o cuatro entrenadores en posición difícil y soy seguro uno de ellos", admitió el martes el técnico de los Hammers, el croata Slaven Bilic.