•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Regresó Cristofer González (25-3, 16 nocauts) a Nicaragua la noche del lunes, cargando entre sus hombros el título internacional 112 libras del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), el que conquistó por nocaut ante italiano Mohammed Obbadi el sábado. En el aeropuerto fue recibido por sus familiares, entre ellos su primo, el tetracampeón mundial Román “Chocolatito” González, quien llegó a felicitarle y reiterarle su apoyo en lo que necesite.

Cristofer regresó ayer al gimnasio Róger Deshon, no a entrenar, pero sí a conceder algunas entrevistas y compartir un tiempo con uno de sus apoderados, Pablo Osuna. El muchacho de la colonia Nicarao hizo un análisis sobre su triunfo, cree que todavía puede mejorar boxísticamente y dijo que le gustaría culminar el 2017 peleando una vez más, para luego buscar el título mundial en el 2018.

¿Cómo te sentís después de un gran triunfo contra Mohammed Obbadi?

Me siento satisfecho de haber hecho este gran trabajo, valió la pena el sacrificio de la preparación. 

¿Qué fue diferente respecto a tu pelea con el galés Andrew Selby?

La motivación que llevaba. Sabía no podía atenerme a los jueces, eso me faltó ante Selby. La preparación tuvo que ver, esta vez tomamos dos meses y medio de preparación, no tuve problemas con el peso.

Cuando perdiste con Selby, te notamos muy afectado. ¿Cómo te recuperaste tan rápido?

Después de perder ante Selby estaba triste, el ánimo se me levantó gracias a las personas que están cerca de mí alentándome, la confianza de mis apoderados. Me alegró mucho cuando me llegó la oferta con Obbadi. También tenía algunos problemas en mi relación anterior, eso me afectó mucho.

¿Cuál es tu plan para los próximos meses?

Pelea eliminatoria ya no necesito. Con este título nos van a ubicar entre los primeros tres del ranking del CMB. Todo dependerá de mis apoderados, quienes estarán buscando una negociación por el título. Para estos últimos dos meses del año me gustaría pelear, no sería malo.

¿Qué te pareció el recibimiento del “Chocolatito”? ¿Qué te dijo?

Román me ha apoyado dándome dinero para comprar cosas que necesito. La relación que tengo con él es más fuerte, platicamos más, fregamos más. No esperaba que llegara al aeropuerto, me dijo que miraba el hambre que tenía por triunfar y se puso dispuesto a contar con su ayuda, se lo agradezco mucho.

¿Qué te falta por mejorar?

Me falta mucho por mejorar, condiciones físicas, uno nunca sabe, debo esforzarme más. Debo tener más movilidad de piernas, he mejorado en eso. En amateur mi boxeo era de meter dos golpes y retirarme. Ahora en profesional cambié mi estilo, a meter más ganchos, antes no pasaba golpes, ahora ya no, soy diferente.

¿Cuál es tu valoración del trabajo de Wilmer Hernández?

En evolución física hay demasiados cambios, Wilmer es el mejor de Nicaragua. Boxísticamente, Wilmer y Róger González tienen su mérito ambos por igual. A Wilmer le gusta más el choque, a Róger le gusta más la técnica y el desplazamiento. Somos un equipo y entre todos discutimos lo que hacemos. Me dirigieron bastante bien en la esquina, aunque me regañaron porque debía tirar más ganchos y me enfoqué mucho en golpearlo a su rostro.