•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los Indios del Bóer perdieron 1-0 ante los Gigantes de Rivas, un duelo que parecía extenderse hasta la eternidad con la pizarra 0-0. Un extraordinario trabajo de los lanzadores abridores y de los relevistas de ambos equipos mantuvo el desafío igualado a cero hasta el cierre del décimo, cuando un error en tiro a la segunda base del cácher Matthew Jones y otro del jardinero central Mark Joseph en la misma jugada le permitieron a Ramón Flores anotar la carrera que dejó a los Indios tendidos sobre el terreno del estadio Yamil Ríos Ugarte, mientras los Gigantes disfrutaban de su primer triunfo del campeonato. 

Hernández y Castillo se fajan

El venezolano Ricardo Hernández, abridor de los Indios del Bóer, y el dominicano Lendy Castillo, el pistolero de los Gigantes de Rivas, fueron los protagonistas del encuentro desde el principio del mismo. El dominio que exhibieron parecía no tener límites y su capacidad para superar las adversidades no admitió discusión a lo largo de sus labores monticulares.   

Ambos tiradores, empeñados en guiar a sus equipos a la victoria, se exigieron al máximo y terminaron entrelazados en un duelazo de picheo. Castillo trabajó durante seis episodios en los que pintó de blanco a los sureños, permitió cinco hits y ponchó a seis adversarios, mientras que Hernández se extendió hasta las 6.1 entradas de labor manteniendo en cero a los Indios, permitiendo tres hits y ponchando a cinco rivales. Ninguno cedió en la lucha por mantener apagado al rival, aunque no ganaron ni perdieron fueron grandes protagonistas de una noche en la que los bateadores fueron inutilizados.

Relevo sostuvo el ritmo  

Tras la salida de Hernández, los relevistas Indios Juan Bermúdez, Leonardo Crawford y Carlos Pérez Estrella siguieron sometiendo a los artilleros rivenses, mientras que los pistoleros Berman Espinoza y Carlos Sanó, pícher dominicano, cuyos disparos alcanzaban una velocidad por encima de las 90 millas por hora, se encargaron de mantener improductiva a la alineación capitalina. Así, con el picheo robándose el show y la pizarra 0-0, el juego se extendió hasta el décimo episodio. 

Jones y su tiro fatal

En la apertura, Sanó siguió mostrándose intratable y ante sus meteóricos envíos Javier Robles, Janior Montes y Mark Joseph desfilaron mansamente. No le fue igual a Estrella, el relevista de los Indios, pues Ramón Flores le conectó imparable y luego salió al asalto de la segunda base provocando un tiro terrible del receptor de la Tribu, el estadounidense Matthew Jones, quien metió la bola hasta el jardín central, donde Joseph, dejando escapar la pelota, le permitió a Flores anotar la carrera del triunfo para los rivenses. De esta forma, con par de errores, los Indios perdieron un juego que parecía extenderse hasta la eternidad.  La victoria fue para Sanó, Carlos Pérez Estrella cargó con el revés.

León debuta con triunfo

Los Leones de León derrotaron 3-2 a los Tigres de Chinandega en un juego que se concluyó luego de jugarse trece episodios completos. En la apertura del inning 13, el venezolano Jackson Valera conectó un jonrón por el jardín izquierdo, que le puso fin a un empate que prevalecía desde la séptima entrada.