•   Paris  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La comisión de disciplina de la Liga Profesional de Fútbol de Francia (LPF) decidió hoy sancionar a Neymar con dos partidos, uno exento de cumplimiento, después de que la estrella brasileña del París Saint Germain (PSG) fuera expulsado el pasado domingo en el partido contra el Olympique de Marsella.

En la práctica, Neymar sólo estará -de entrada- privado de ser alineado en un partido por esta sanción, aunque a eso se le sumaría un segundo en caso de reincidencia.

La LPF también dio, en un comunicado, la lista de otros jugadores sancionados: Fallou Diagne del Metz con tres partidos; Christophe Herelle del Troyes, Hamza Mendyl del Lille y Ernest Seka del Estrasburgo, como Neymar con dos partidos, uno de los cuales exento de cumplimiento si no reinciden.

En el caso del astro brasileño, se trata de su primera sanción desde que llegó el pasado verano a París, y es consecuencia de la tarjeta roja que se llevó en el tramo final del duelo liguero contra el Olympique de Marsella, que terminó 2-2.

Se hará efectiva este viernes, en la nueva jornada de liga en la que el PSG se enfrenta al Niza.

El entrenador del PSG, Unai Emery, explicó ayer que había hablado con él y que el delantero "no debe ceder a la provocación", aunque se mostró comprensivo porque "los jugadores son seres humanos".

Neymar, cuyo traspaso desde el Barcelona al equipo de la capital francesa ha sido el más caro de la historia del fútbol (222 millones de euros), lleva siete goles con su nuevo club en los ocho partidos del campeonato en los que ha sido titular.

Una contribución significativa al liderazgo en este momento del PSG en la liga, que saca cuatro puntos de ventaja al segundo, el Mónaco.

Por otro lado, la comisión de disciplina de la LPF igualmente anunció la apertura de una instrucción sobre el comportamiento de los aficionados en el campo del Marsella durante el partido del domingo en el que Neymar recibió la tarjeta roja.

El Olympique ha sido convocado a explicarse el próximo 16 de noviembre por esos comportamientos, y en particular por el hecho de que el público usara artefactos pirotécnicos, lanzara objetos al terreno de juego (el brasileño del PSG se quejó de haber sido víctima de algunos de ellos), utilizara láseres e incluso algunos espectadores irrumpieran en el campo.