•   España  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un Real Madrid lleno de suplentes y jóvenes sufrió para ganar 2-0 en Fuenlabrada (2ª División B), este jueves en la ida de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey, con lo que prácticamente ha puesto un pie en la siguiente ronda del torneo del KO.

Marco Asensio abrió el marcador al transformar un penal, cometido sobre Achraf (63), antes de que Lucas Vázquez hiciera el 2-0 al marcar una segunda pena máxima (80).

El técnico blanco, Zinedine Zidane, sorprendió sacando este jueves en el estadio Fernando Torres un equipo compuesto exclusivamente de habituales suplentes y canteranos del filial.

De los escogidos este jueves por Zidane, solamente Marco Asensio suele jugar con relativa frecuencia con el equipo blanco.

Control sin pegada 

Los blancos tuvieron el control del balón, pero sufrieron para encontrar los huecos en el muro defensivo levantado por el ‘Fuenla’, que fue el primero en dar el susto.

Al cuarto de hora, Miguel Ángel Atienza remató de cabeza al saque de un córner obligando a estirarse a Kiko Casilla, sustituto este jueves de Keylor Navas (13).

Ceballos se encargó de llevar el juego del Real Madrid en el centro del campo, pero, pese a controlar el balón, las mejores ocasiones blancas llegaron en disparos lejanos.

Al filo del descanso, Marcos Llorente soltó un misil desde la frontal que desvió el meta Jordi Codina al larguero (44), antes de detener otro tiro de Borja Mayoral (45+1).

Tras el descanso, el Real Madrid siguió con sus problemas para llegar con peligro al área de Codina hasta que llegó el gol de Asensio.

Fran García agarró por detrás a Achraf cuando se internaba en el área derribándolo en una acción sancionada con un penal, que transformó Asensio (63).

El gol trajo la tranquilidad a los blancos, al tiempo que desordenó al hasta ese momento compacto Fuenlabrada.

El equipo de la periferia de Madrid se abrió tímidamente en busca del gol del empate durante unos breves minutos, antes de volver a cerrarse.

En el 70, Codina volvió a lucirse al sacar una gran mano para impedir que un cabezazo a bocajarro de Borja Mayoral entrara en la portería local.

Penal generoso 

Cuando parecía que el partido iba a terminar con el 1-0 llegó el segundo tanto blanco en segundo ‘generoso’ penal.

Paco Candela derribó en el área a Theo Hernández en una nueva acción sancionada con pena máxima, transformada por Lucas Vázquez (80).

El ‘Fuenla’ se quedó además con diez en los últimos diez minutos por la expulsión de Candela, antes de que los blancos también acabaran con uno menos por la expulsión de Jesús Vallejo por roja directa (88). El 2-0 permite al Real Madrid poner un pie en los octavos de final de la Copa.