•   París, Francia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El París Saint-Germain reforzó su liderato en la Ligue 1 francesa con un triunfo por 3-0 en casa ante el Niza (14º), este viernes en la 11ª jornada, guiado principalmente por su atacante uruguayo Edinson Cavani, autor de un doblete, en un partido en el que no jugó Neymar por sanción.

El astro charrúa abrió la cuenta de su equipo en el minuto 3, firmando el tanto número 2.500 de la historia de los parisinos en la liga francesa, y luego repitió en el 31. El tercero llegó por un gol en contra del brasileño Dante (52).

En la clasificación, el PSG se escapa ahora en cabeza, con 29 puntos, siete más que el segundo, el Mónaco, que visita el sábado al Burdeos (7º).

"Mis jugadores hicieron un partido completo. Supimos hacer una muy buena presión para neutralizar al Niza, así que estamos contentos", destacó el entrenador de los parisinos, Unai Emery.

Cavani, que el domingo evitó 'in extremis' la primera derrota del PSG esta temporada al marcar en el descuento final el empate 2-2 en Marsella, continúa con su espectacular inicio de temporada. En la tabla de goleadores suma 11 tantos, acercándose a dos del líder, el colombiano Radamel Falcao (13), que tiene problemas en un muslo y no estará con los monegascos en Burdeos.

Pero sobre todo, Cavani permitió desde el principio que la grada parisina no se acordara de la ausencia de Neymar, que cumplía el partido de suspensión con el que fue castigado por su expulsión por dos amarillas del 'Clásico' en Marsella.

- Gol 2.500 -

"Nos encontramos con el gol desde el principio y eso nos permitió jugar más tranquilos, sentenciar el partido", celebró el uruguayo en declaraciones al micrófono de la televisión Canal Plus.

"El de Marsella fue un partido difícil, pero ya es pasado. Después del Clásico ya vimos lo que podíamos haber hecho mejor, en intensidad, en agresividad, en presión, y todo eso lo hemos puesto en práctica hoy. Esto es bueno para continuar conservando la confianza", añadió.

Cavani, que llegó al PSG en 2013, escribió una página más en la historia del club, al conseguir el tanto 2.500 del equipo en la liga francesa ya con su primera diana de la noche. En la Ligue 1, el uruguayo lleva 99 dianas y está por lo tanto a punto de llegar a la barrera simbólica de los 100.

La victoria del París Saint-Germain les permite afrontar con total tranquilidad su partido del martes en la cuarta jornada de su grupo de la Liga de Campeones, ante el Anderlecht belga en el Parque de los Príncipes.

El equipo francés, que ganó sus tres anteriores partidos en la competición europea, aspira a sellar su billete a los octavos de final por la vía rápida.

En el Niza, a la mala noticia de la derrota se sumó la preocupación por el estado físico de dos de sus jugadores, ya que tanto el arquero Yoan Cardinale como el atacante Allan Saint-Maximin están lesionados en los isquiotibiales, según confirmó su entrenador, Lucien Favre.

Cardinale fue baja de última hora para este partido y Saint-Maximin se dañó poco después de su entrada en juego en París.