•   Houston, Texas, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Los abridores Charlie Morton y Alex Wood serán los lanzadores que tendrán las responsabilidad de comenzar las acciones del Cuarto Juego de la Serie Mundial con los Astros de Houston y los Dodgers de Los Angeles, respectivamente.

Morton estará lista para ayudar a los Astros a conseguir el tercer triunfo consecutivo mientras que Wood busca cortar la racha ganadora del equipo de Houston y darle el empate (2-2) en la serie a los Dodgers.

En sus primeras dos aperturas de esta postemporada contra Medias Rojas de Boston y los Yanquis de Nueva York, respectivamente, Morton permitió nueve carreras limpias en ocho entradas.

Pero en su última salida en el Juego 7 de la Serie de Campeonato de la Liga Americana ante los Yanquis, el derecho trabajó cinco episodios en blanco que ayudaron a los Astros a conseguir la victoria decisiva y alcanzar la Serie Mundial.

Ahora, Morton tratará de tener una actuación más parecida a la del séptimo duelo ante los Yanquis, cuando se suba al montículo del Minute Maid Park.

"No creo que la calidad de contacto haya sido tan diferente", comentó Morton acerca de la discrepancia entre sus primeras dos salidas de los playoffs y la última contra los Bombarderos del Bronx.

"Pienso que la bola fue bateada hacia (un defensor) con más frecuencia en ese último partido". Efectivamente, en sus primeras dos salidas de octubre, Morton estuvo exhibiendo un buen material.

Pero unos batazos inofensivos que llegaron a "tierra de nadie" hundieron al diestro de 33 años.

Ahora Morton quiere dejar huella en lo que será su primera apertura en un "Clásico de Otoño", que ya ha sido histórico para los Astros con las primeras victorias de su historia, tanto de visitante como de local.

"Estoy bien emocionado", reconoció Morton. "Cada uno de estos juegos que he podido tirar es un privilegio, un honor.

Justin Turner, el encendido bateador de los Dodgers. AFP/ENDLa mayoría no tiene la oportunidad de jugar en la postemporada, y mucho menos en una Serie de Campeonato o una Serie Mundial, pero al mismo tiempo, tengo que hacer un trabajo".

Morton no se enfrentó a los Dodgers en el 2017, pero sabe que Los Angeles, el equipo con mejor récord de Grandes Ligas en la temporada regular, presenta una serie de retos difíciles para cualquier lanzador.

"Me parece que les va bien ante errores (del pitcher contrario)", valoró Morton acerca de sus estudios por vídeo de los bateadores de los Dodgers.

"Batean bien las bolas por el medio del plato. Y muchos de ellos saben darle a la recta". El Minute Maid Park, uno de los estadios más ruidosos de Grandes Ligas cuando hay casa llena, puede ser una ventaja para Morton.

El abridor lleva marca de 11-3 en Houston a lo largo de este año, comparado con 4-6 fuera de casa. "Se vuelve ruidoso, pero para mí eso es bueno porque se siente como si toda la ciudad estuviera apoyándome", expresó Morton.

"De alguna manera, eso te hace estar en el momento, para que puedas dejar de pensar en algunas cosas y simplemente competir".

Mientras que Wood está convencido que el descanso que ha tenido le va a beneficiar a la hora de enfrentarse a la poderosa ofensiva de los Astros.

En lo que será apenas su segunda apertura en esta postemporada, Wood tendrá la misión de igualar el Clásico de Otoño a dos triunfos porque de lo contrario, los Dodgers se podrán al borde de la eliminación.