•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los Indios del Bóer, aprovechando la gran labor monticular del abridor Fidencio Flores, limitando a los Gigantes de Rivas a tres hits en 5.1 entradas, y con el bateo oportuno de Janior Montes; vencieron anoche 5-0 al equipo sureño, cuyo picheo se desmoronó, iniciando con el abridor Carlos Teller y extendiéndose hasta los relevistas Dilmer Mejía y Róger Marín, que poco hicieron para frenar a la ofensiva capitalina, que cortó una racha de 24 entradas sin anotar.

El equipo de Managua se adelantó desde el primer episodio, aprovechando la vulnerabilidad tempranera que mostró el abridor Carlos Teller, quien tras hacer fallar a Dayner Moreira con rola a tercera, fue sacudido con triple al jardín derecho de Brandon Leytón, quien a su vez anotó por rola al campo corto de Maikel Cáseres, que fue puesto out en la inicial.

Del otro lado, el abridor de la Tribu, Fidencio Flores, estuvo a punto de meterse en graves problemas, golpeando al primer rival que enfrentó, tolerando hit de Elmer Reyes al jardín izquierdo y otorgando base por bolas a Wuilliam Vásquez, permitiendo que los sureños congestionaran las almohadillas sin out. Sin embargo, ponchó en seguida a José Ruiz y Reginal Abercrombie, antes de atrapar a Vásquez en segunda por jugada de escogencia, tras batazo de Nelson Pérez. 

Teller volvió a mostrarse frágil en la apertura del segundo inning, aceptando imparable del primer bateador de la tanda, Janior Montes, pero se recuperó haciendo fallar a Matthew Jones, Javier Robles y Rommel Mendoza. Menos inconvenientes que en la primera entrada pasó Flores en el cierre del segundo acto, retirando en orden a Darrel Campbell, Luis Allen y Ramón Flores, mostrando un interesante enderezamiento para conservar la ventaja de su equipo.

La tercera entrada fue la primera en la que Teller no concedió libertades, haciendo fallar a los tres rivales que enfrentó. En el cierre de ese capítulo, Fidencio continuó exhibiendo su buen control, haciendo fallar a Vladimir Frías con elevado al jardín derecho; ponchando a Elmer Reyes y obligando a Wuilliam Vásquez a batear una rola a manos del shortstop Moreira, quien asistió al inicialista Aguilera para el tercer out.

Flores inspirado 

Cáseres falló por segunda vez en el encuentro abriendo el cuarto capítulo, bateando un elevado a manos del jardinero derecho Nelson Pérez, pero Aguilera cortó el buen momento que atravesaba Teller conectando un hit por el right field; en seguida el abridor sureño otorgó boleto a Janior Montes, pero resolvió el problema ponchando a Matthew Jones y puso fuera a Montes en jugada de escogencia, tras batazo flojo de Robles por el short.

En el cierre del cuarto capítulo, el abridor de la Tribu capitalina siguió intratable, amarrando a la artillería de los Gigantes. Ruiz, Abercrombie y Nelson Pérez desfilaron sin fortuna, mientras Fidencio llegaba a 12 rivales retirados de forma consecutiva, aceptando hasta entonces un hit. Contrario al pícher del Bóer, el zurdo Teller abrió el quinto inning otorgando boleto a Rommel Mendoza, aunque para su fortuna retiró a Marc Joseph, quien bateó para sacrificio haciendo avanzar a Mendoza, pero Moreira y Leytón fallaron con rola y ponche, dejando la segunda carrera en circulación. 

Tras retirar a Campbell y Allen en la baja del quinto, Fidencio permitió apenas el segundo imparable del juego tras batazo de Ramón Flores que superó al campocorto Moreira, internándose al jardín izquierdo. Pese a ver cortado la racha de 14 retirados en fila, Flores finalizó el inning haciendo fallar a Frías por la intermedia.

Más daño a Teller

Mientras Flores limitaba a la ofensiva de los Gigantes, el bateo de la Tribu respondía en la sexta entrada con otra anotación, producto de imparable de Cáseres, quien anotó impulsado por doble de Montes al jardín derecho. Previamente Aguilera había fallado con elevado a manos del segunda base. Matthew Jones, quien laboró como bateador designado, fue puesto out de tercera a primera y Robles se ponchó tirándole.

Con la almohada de dos carreras, Fidencio apareció en el cierre del sexto ponchando a Elmer Reyes, antes de aceptar el tercer hit del partido, esta vez de Wuilliam Vásquez por el jardín izquierdo. El intermedista sureño avanzó a segunda luego que Flores golpeara a José Ruiz, propiciando que el mánager del Bóer le pidiera la pelota, a pesar de la gran labor monticular que estaba realizando. Jorge Bucardo entró al relevo para retirar la bateada y evitar que los Gigantes se acercaran en el marcador, pese que permitió que las bases se congestionaran.

En el octavo el Bóer liquidó el partido golpeando al relevo sureño. Dilmer Mejía, quien relevó a Teller en la apertura del séptimo, dejó congestionadas las bases en la apertura del octavo, antes de ser relevado por Róger Marín, quien permitió dos anotaciones por wild pitch consecutivos y otra por hit de Javier Robles, saliendo explotado sin sacar ni un out. Marlon Altamirano se encargó de retirar la bateada de la Tribu, haciendo fallar para doble play a Joseph. El partido lo ganó Fidencio Flores (5.1 innings, 3 hits, 4 ponches, 1 base por bolas y 2 golpes); mientras que Carlos Teller cargó con el revés (6.0 entradas, 5 hits, 2 carreras limpias, 2 boletos).