•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Las pelotas de beisbol que se están usando en la Serie Mundial están dando de qué hablar, al ser consideradas el factor clave que permite apreciar el festival de 22 jonrones conectados en apenas cinco juegos entre los Dodgers de Los Ángeles y los Astros de Houston.

La suma de los 22 cuadrangulares conectados hasta ahora se convirtió en un dato histórico al romper la marca de 21 vuelacercas que impusieron en siete juegos los Gigantes de San Francisco (14), y Los Ángeles de Anaheim (7), en 2002.

Según Justin Verlander, las pelotas que se están usando no cumplen con las medidas requeridas para MLB. Foto: Archivo/ENDLa Major League Baseball (MLB), asegura que la pelota sigue siendo la misma, siempre elaborada en Costa Rica. Tiene las 108 puntadas de siempre, hechas con hilo rojo grueso, los centros de corcho y hule, la piel de vaca Holstein de Tennessee y la fibra de lana de Nueva Zelanda.

La organización afirma que nada ha cambiado.

Según lanzadores de ambos equipos, como Yu Darvish, por los Dodger, y Justin Verlander, de los Astros, afirmaron que la textura de la pelota era diferente a la utilizada en la temporada regular, sin embrago el comisionado Rob Manfred insiste en que no hay nada ilegal con las pelotas.

“Estoy plenamente confiado de que las pelotas que estamos usando cumplen con las especificaciones”, dijo Manfred.

Pero Verlander piensa otra cosa.

“Sé que el señor Manfred dice que las pelotas son las mismas, pero creo que hay suficiente información disponible que indica que eso no es cierto”, señaló el lanzador de los Astros.

El encargado de abrir el sexto juego de la serie para Houston recordó también que en enero del 2015 Manfred mencionó la disminución de bateo en los cinco años anteriores, algo que podría llevar a una respuesta de lo que está pasando.

“Es bastante claro, creo que nuestro comisionado señaló públicamente que quería más ofensiva en el béisbol y estoy bastante seguro que no estoy inventando declaraciones cuando lo digo”, agregó Verlander.

Dallas Keuchel, lanzador de los Astros, apoyó el comentario de su compañero de equipo afirmando: "Es lo queMajor League Baseball quiere, quiere emoción, equiposganando por jonrones de dos carreras, que el otro equipo responda igual, para que todo el mundo siga viendo, es lo que quieren, es lo que están consiguiendo”, aseveró.

La producción ofensiva en Grandes Ligas incrementó durante la segunda parte de la temporada, un récord de 6,105 jonrones fueron conectados este año, superando la marca anterior de 5,963 cuadrangulares vigente desde el año 2000.

El número de jonrones tiene muchas probabilidades de aumentar, pues ambos equipos están encendidos, ya sea por culpa de la pelota o por el acierto con el madero en mano.

Hasta el momento, los Astros son los más productivos con 13 jonrones, mientras los Dodgers pueden presumir de nueve.

En el sexto juego se enfrentarán Justin verlander, en busca del cuarto triunfo, para los Astros, con lo que conseguirían el título, y por los Dodgers estará en la colina el zurdo Rich Hill, quien buscará frenar a José Altuve y compañía para forzar un séptimo y decisivo juego de Serie Mundial.